08- La lectura de la Torá en Minjá de Shabat.

https://ph.yhb.org.il/es/01-05-08/

Ezra el escriba instituyó que además de la lectura de la Parashá de la semana en el servicio de Shajarit, se lea también la Torá en Minjá de Shabat. En esta lectura pasan tres personas y leen el inicio de la porción de la semana siguiente. Este mismo pasaje será leído asimismo los siguientes lunes y jueves. Esta lectura es una suerte de preparación e introducción de cara a la lectura de la porción del Shabat siguiente.

Nuestros sabios explican (Tratado de Baba Kama 82(A)) que la razón de esta disposición radica en que los comerciantes y artesanos que estaban todo el día sentados en sus tiendas y no asistían a los rezos de Shajarit en los días hábiles, no se preparaban para la lectura de la Parashá del Shabat siguiente con las lecturas del lunes y el jueves. A los efectos de que la puedan oír aunque sólo sea una vez previo al Shabat, Ezra estableció que se lea en Minjá de ese día pues entonces todos tienen tiempo de asistir (Rashí, Rosh).

Otra de las razones esgrimidas es que se temía que la gente se embriagase durante las comidas de Shabat y luego no estudie Torá. Por lo tanto, Ezra estableció la lectura de Shabat por la tarde para que, por respeto a la misma todos se reúnan en la sinagoga y eviten así el ocio y la embriaguez. A este respecto, le dijo el Rey David al Santo Bendito Sea: Soberano del Universo, no hay en el mundo otra nación como esta, ya que en los demás pueblos cuando se hace un banquete las personas beben hasta emborracharse y luego pasan a las acciones incorrectas. Nosotros a pesar de que comimos y bebimos vamos luego a rezar, tal como está escrito (Salmos 69:14): “Pero en cuanto a mí, sea mi plegaria a Ti oh Eterno en tiempo oportuno. ¡Oh Hashem en la abundancia de Tu misericordia respóndeme con la verdad de tu salvación! Por esta razón este versículo se recita previo a la lectura de la Torá de Minjá de Shabat (Shibolei Haleket).

Esta entrada fue publicada en 05. Torá y Tefilá (rezos) en Shabat.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *