07 – Caza no intencional.

https://ph.yhb.org.il/es/01-20-07/

Así como está prohibido perseguir un animal para atraparlo, se prohíbe también aprovechar la oportunidad en la que el animal quedó encerrado en un sitio estrecho para hacerlo. Por lo tanto, si un ciervo entra a la casa, se prohíbe cerrar la puerta para dejarlo encerrado, y si entró un pájaro por la ventana no se puede cerrar la ventana (Talmud Babilonio Tratado de Shabat 106(B), Shulján Aruj 316:5). Si se desea cerrar la puerta o la ventana para que la casa no quede desguarecida ante posibles ladrones o para que no entre frio – se debe expulsar primeramente a los animales que entraron.

Si a los residentes de la casa se les dificulta expulsar a los animales que ingresaron porque se escondieron  y escapan a diferentes sitios, en caso de necesidad se pueden cerrar puertas y ventanas ya que no se tiene la intención de atraparlos sino únicamente se desea proteger la casa de posibles malhechores o del frio. Además, una vez cerrada la puerta o la ventana ya no se considera a los animales como cazados o atrapados pues todavía es necesario esforzarse para hacerlo.

En el caso de una ventana que posee un mosquitero sobre el cual hay moscas, si se quiere cerrar la ventana para evitar que entre frio o calor se debe primeramente espantarlas para que no queden atrapadas entre el vidrio de la ventana y el mosquitero. En caso de que sea difícil espantarlas se puede cerrar la ventana aunque estén aún sobre el mosquitero, ya que no se tiene la intención de atraparlas sino únicamente protegerse del calor o del frío. Además, las moscas no están del todo cazadas ya que si se las quiere atrapar, al abrir la ventana estas pueden escaparse.

Asimismo, quien quiere cerrar una caja que contiene moscas las habrá de espantar primeramente para luego cerrarla. En caso de que se dificulte espantarlas a todas, se habrá de colocar un objeto entre la tapa y la caja para que quede un espacio por el cual puedan salir. De no ser esto posible, se permite cerrar la caja a pesar de que haya quedado una mosca atrapada pues quien lo hace no tiene la intención de atraparla sino de cerrar la caja. Además, la mosca no está atrapada por completo pues en caso de que alguien la quiera atrapar – al abrirse la caja la mosca puede huir.

Esta entrada fue publicada en 20. Animales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *