08 – “Degollar”

https://ph.yhb.org.il/es/01-20-08/

La labor de “degollar” es aquella por medio de la cual se le quita la vida al animal. A la hora de erigir el Tabernáculo se degollaron “tejashim” y cabras para poder emplear sus pieles para las coberturas (Talmud Babilonio Tratado de Shabat 73(A), 75 (A)).

La Torá no solamente prohíbe degollar sino que también prohíbe quitarle la vida a cualquier ser vivo tanto sea mediante golpe, asfixia o cualquier otro medio. Quien mata a una pequeña hormiga trasgrede una prohibición de la Torá de “degollar”. Quien toma un pez del agua, dado que de ese modo le quita la vida, también incurre en una prohibición de la Torá de “degollar”. Asimismo, quien introduce sus manos en las entrañas del animal y extrae su  nonato, trasgrede la prohibición de la Torá de “degollar” (ídem 107(B)).

La prohibición de la Torá aplica cuando el degüello o faena se realizan con el propósito de usufructuar el cuerpo del animal, tanto se trate de su carne, su cuero o su sangre. Empero, quien mata a un animal destruyéndolo o malográndolo – trasgrede una prohibición rabínica. Por ejemplo, quien pisa hormigas para matarlas trasgrede una prohibición rabínica.

En el caso de quien caminando las hormigas se interponen en su camino, habrá de saltearlas para no matarlas pues si lo hace trasgrede una prohibición rabínica. En caso de que haya en el lugar un enjambre de hormigas tal que no se pueda pasar por el lugar sin matar alguna, deberá esquivarlo. En caso de que no haya alternativa salvo caminar sobre estas, podrá hacerlo por cuanto que no tiene la intención de matarlas y es bueno que camine sobre los bordes de los zapatos e intente no hacerlo.

Asimismo, cuando hay insectos en el retrete que habrán de morir si se deja correr el agua, de ser posible es mejor esperar a que salgan volando o arrastrándose. En caso de que no salgan o si es necesario tirar el tanque de inmediato por una cuestión de dignidad humana, se podrá hacerlo.

Asimismo, cuando hay hormigas en la pileta o fregadero, de ser posible es mejor sacarlas de allí soplando. De ser esto difícil, se permite lavar los platos o las manos a pesar de que de esa forma el agua se las puede llevar o ahogar y posiblemente mueran. Ya que no se tiene interés en matarlas y se necesita el agua – no estará prohibido hacerlo.

Esta entrada fue publicada en 20. Animales. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *