04. Adjuntar la redención al rezo.

https://ph.yhb.org.il/es/02-25-04/

Los judíos salieron de Egipto de día, por lo que este horario es el principal en cuanto a redención se trata. Por lo tanto, el deber de adjuntar la redención al rezo recae principalmente sobre el servicio matinal De todas maneras, dado que la redención comenzó de noche, también es obligatorio adjuntarla al rezo en el servicio de Arvit. Empero, no se es igual de meticuloso en la adjunción en Arvit como en Shajarit, por lo que los sabios pudieron establecer la bendición de “Hashkivenu” entre la de “Gaal Israel” (“que redimes a Israel”) y el inicio de la Amidá por considerar a la primera continuación de la segunda. Esto se debe a que los sabios veían a la bendición de “Gaal Israel” referida a la redención en general, mientras que a “Hashkivenu” como la bendición que pide por la redención particular del individuo que busca salvarse de los peligros de la noche. Sin embargo,  si los sabios hubiesen sido meticulosos o estrictos en cuanto a no interrumpir entre la redención y el rezo, no se podría haber agregado “Hashkivenu“.

Se recita Medio Kadish entre la bendición del recitado del Shemá y la Amidá. Esto se debe a que en la estructura del rezo, los sabios instituyeron que haya siempre un Kadish separando una sección de la otra. En Shajarit, dada la gravedad o importancia de la adjunción de la redención al rezo no se instituyó el recitado de un Kadish entre “Gaal Israel” y la Amidá. Empero en Arvit, como la obligación de adjuntar redención al rezo es menor, se incorporó un Kadish entre las bendiciones del recitado del Shemá y la Amidá.

Por esta razón, en muchas partes se acostumbra que en las noches de Rosh Jodesh, antes de iniciar la Amidá, el encargado de la sinagoga anuncia: “Iaalé Veiavó” o en la noche del siete del mes de Jeshván en que se comienza a pedir lluvias anuncia: “Tal Umatar“. En Shajarit no se puede interrumpir con palabras por lo que el encargado de la sinagoga o el oficiante llaman la atención del público respecto del cambio en el formato del rezo mediante un golpe sobre la mesa. En cambio en Arvit, que se puede ser más flexible, se puede anunciar mediante la palabra (Shulján Aruj 236:2, Mishná Berurá 7). Hay quienes anuncian mediante un golpe sobre la mesa también en el servicio de Arvit para no interrumpir con palabras (ver Kaf HaJaím 236, Tov, Piskei Teshuvá 236:6).

En el caso de quien se demora y llega al servicio cuando la congregación está por iniciar la Amidá, habrá de rezar junto a esta y luego habrá de completar las bendiciones faltantes del Shemá. Sin embargo, en Shajarit la halajá indica que se rece según el orden ya que en la mañana adjuntar la redención al rezo antecede a rezar con Minián. Según lo visto, en Arvit la adjunción de la redención a la Amidá no antecede al rezo con Minián (Shulján Aruj 236:3).

Esta entrada fue publicada en 25. El servicio de Arvit.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *