09. Cosas que están prohibidas antes del rezo de Arvit.

https://ph.yhb.org.il/es/02-25-09/

Está prohibido comenzar a comer media hora antes que salgan las estrellas. Incluso una comida liviana lo está, no sea que ésta se prolongue, la persona se canse y se quede dormida. Asimismo está prohibido beber alcohol en ese horario, mas se pueden comer frutas y verduras e incluso se permite ingerir hasta el volumen de un huevo de pan o “mezonot”. Si se comenzó a comer antes de iniciarse la media hora anterior a la salida de las estrellas, podrá continuar haciéndolo ya que comenzó a comer en horario permitido siempre y cuando tenga la posibilidad de recitar el Shemá al concluir la ingesta (Mishná Berurá 235:21).

Si la persona comenzó a comer en un horario en el que no le está permitido hacerlo, habrá de suspender la ingesta para recitar el Shemá que es obligatorio por la Torá, empero las bendiciones de este recitado y la Amidá que son obligaciones de origen rabínico, las podrá cumplir después de la comida (Shulján Aruj 235:2).

Si la persona en cuestión pidió a un compañero que no está comiendo que le recuerde más tarde recitar Shemá y rezar Arvit, podrá en caso de necesidad comenzar a comer también después de la salida de las estrellas (Mishná Berurá 235:18). Si se trata de dos personas que precisan comer y aún no rezaron Arvit, en caso de necesidad podrán acordar entre ellos que se habrán de recordar mutuamente rezar Arvit y de esta forma no se teme que se olviden (ver Mishná Berurá en el prólogo 669). Asimismo, quien acostumbra a rezar siempre con Minián a una hora fija y sabe que no habrá de olvidarse, en caso de premura podrá comer antes de rezar Arvit (ver Aruj Hashulján 232:16).

En muchas ieshivot, durante el verano  se comienza a cenar en la media hora anterior a la salida de las estrellas y se confían en el hecho de que el horario de Arvit es fijo, públicamente conocido y además durante la cena todos se recuerdan unos a otros que deben rezar una vez concluida esta. Si bien a priori corresponde ingerir la cena después de rezar Arvit, es correcto proceder de la manera antes mencionada  a los efectos de mantener fijos los horarios de estudio. En caso de posponer la cena para después del servicio la sesión de estudio de la tarde se haría muy prolongada y la de la noche demasiado breve, lo cual redundaría en la pérdida de estudio (Bitul Torá).

En el caso de quien deba comer antes del servicio de Arvit mas no tiene Minián fijo ni quien le recuerde hacerlo más tarde, podrá hacerse a sí mismo una señal que le recuerde rezar, por ejemplo colocar un reloj despertador que suene más tarde o pedirle a un amigo que lo llame para recordarle rezar, y una vez que este lo haga recitar de inmediato el Shemá y  la Amidá (Halijot Shelomó 2:12). A posteriori se puede amarrar algo a la ropa, de modo tal que no se la pueda quitar para ir a dormir sin prestar atención al nudo que le debe recordar recitar el Shemá y rezar (ver Piskei Teshuvá 235:8).

Así como está prohibido comer en la media hora previa a la salida de las estrellas, está prohibido dormir de manera permanente en este horario. En caso de premura, dado que al inicio de la noche la mayoría de las personas acostumbran a estar despiertas, una persona puede designar a alguien para que lo despierte antes del horario del rezo (ver Aruj Hashulján 232:17).

Una persona que tiene la intención de rezar Arvit sola, no habrá de comenzar a estudiar después de salidas las estrellas sin antes rezar. Empero antes de la salida de las estrellas puede comenzar a estudiar aunque tenga la intención de continuar estudiando de corrido después de este horario. Si la persona acostumbra a rezar en la sinagoga con un Minián fijo en un horario más tardío, podrá comenzar a estudiar en su casa después de salidas las estrellas ya que no se teme que olvide su hábito (Shulján Aruj 89:5, Mishná Berurá 89:30-31. 235:17).

Hay juristas que consideran que todo lo que nuestros sabios prohibieron hacer antes de rezar Minjá, por ejemplo, una labor que puede llegar a prolongarse, fue asimismo prohibido hacer antes de rezar Arvit (Rashbá, Mishná Berurá 235:17). Otros juristas consideran que estas labores están vedadas únicamente antes del servicio de Minjá, ya que por la tarde las personas están acostumbradas a trabajar y se pueden distraer con su quehacer y perderse el horario del rezo. En cambio por la noche no es común que se prolongue tanto una labor (Aruj Hashulján 235:16, así se entiende de lo escrito por Rambám  y otros sabios medievales). A priori, cuando en la práctica se teme que la labor se prolongue mucho corresponde optar por la opinión más estricta (ver 24:5).

Esta entrada fue publicada en 25. El servicio de Arvit.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *