01 – Honrar el día

http://ph.yhb.org.il/es/15-07-01/

Al igual que Shabat y días festivos de la Torá, Yom Kipur es denominado “Mikrá Kodesh” o “convocación sagrada” tal como está escrito (Vaikrá-Levítico 23:27): “Empero en el décimo día del mes séptimo, este, Día de Expiaciones es, convocación sagrada habrá de ser para vosotros…”. En el caso del Shabat y las festividades, el carácter de santa convocación implica deleitar y honrar al día, tal como dijeron nuestros sabios (Safra Emor 12:4): “¿Cómo se lo consagra? Mediante comida, bebida y vestimentas limpias” (Rambám Yom Tov 6:16, Shulján Aruj 529:1). Sin embargo, en Yom Kipur que debemos ayunar se santifica o consagra el día únicamente mediante vestimenta limpia. Sobre esto nuestros sabios dijeron (Talmud Babilonio Tratado de Shabat 119(A)) que respecto de Yom Kipur el profeta Isaías dijo (58:13): “al día consagrado por HaShem y glorificado”, “dado que en él no se come ni se bebe, la Torá ordena: hónralo con ropa limpia” (Rif y Rosh a Yomá 8:9).

En Yom Kipur muchos acostumbran a vestir ropa blanca, bonita y elegante, la cual concede el aspecto ‘de los ángeles ministeriales’, ya que en este día no nos dejamos arrastrar por las pasiones físicas y estamos limpios de todo pecado al igual que éstos. Asimismo, muchas mujeres acostumbran a vestir de blanco y aquellas que no lo hacen igualmente se abstienen de portar joyas o vestir ropas cargadas de adornos en virtud del temor por el juicio (Mordeji, Ramá 610:4, Mishná Berurá 16:17). Muchos de los hombres ashkenazíes acostumbran vestir “kitel”, una túnica blanca que alude a dos cuestiones. La primera es la de asemejarse a un ángel y la segunda es la de recordar las mortajas ya que de esta manera el corazón se estremece, se quiebra y desea retornar. No se debe evacuar vistiendo el “kitel” por cuanto que es una prenda destinada al rezo, pero se puede orinar con él (Maté Efraím 12, Mishná Berurá 18).

Es preceptivo limpiar la casa en honor a Yom Kipur, extender sobre la mesa un mantel bonito al igual que en víspera de Shabat (Mordeji, Ramá 610:4, Aruj Hashulján 2). Es preceptivo también bañarse en honor a Yom Kipur al igual que en la víspera de Shabat. Hay quienes también acostumbran a sumergirse en la “Mikve” o baño ritual (ver arriba 5:10).

Es preceptivo limpiar la sinagoga y prepararla de cara a Yom Kipur de la manera más bonita y respetable posible. Se deben encender todas las luces de la sinagoga en honor al día, tal como está escrito (Ishaiahu 24:15): “Glorificad al Eterno en las regiones de la luz” (Shulján Aruj 610:3-4, Mishná Berurá 9).

A diferencia del ayuno del 9 de Av en el cual no se huelen hierbas aromáticas en virtud del duelo (Shulján Aruj 559:7, Sha´ar Hatziún 556:1), en Yom Kipur se acostumbra a olerlas y recitar por estas la bendición correspondiente ya que se trata de un día festivo (Yom Tov);  y toda aquella acción u objeto que honran el día y no están prohibidos en virtud del ayuno – son preceptivos.

Esta entrada fue publicada en 07 - Reglas (halajot) de Yom Kipur. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *