08. Qué hacer en caso de omisión de un rezo por olvido.

https://ph.yhb.org.il/es/02-18-08-01/

Quien por olvido o fuerza mayor omitió un rezo debe completarlo en el siguiente. Si se olvidó de rezar Shajarit podrá completar después del rezo de Minjá. Primero rezará Minjá y luego del último Kadish volverá a recitar la Amidá compensatoria por Shajarit. En caso de que la persona quiera recitar el rezo compensatorio junto con la repetición del oficiante podrá hacerlo, pero tendrá que interrumpir entre rezo y rezo el tiempo que se demora en caminar cuatro codos.

Quien se olvidó de rezar Minjá la puede completar después del rezo de Arvit. Luego del último Kadish del servicio de Arvit deberá recitar nuevamente la Amidá compensatoria por Minjá. En caso de que se olvidó de rezar Arvit la podrá completar luego del último Kadish de Shajarit, o podrá también completarla junto con la repetición del oficiante.

Quien por olvido omitió el rezo compensatorio posterior al que corresponde en el momento, puede a posteriori completarlo en todo el horario del mismo. Esto significa que si no efectuó el rezo compensatorio de Minjá inmediatamente después de Arvit, podrá a posteriori, completarlo hasta medianoche que es el límite a priori para el recitado de la plegaria nocturna. Hay juristas que opinan que, a posteriori, se podrá efectuar el rezo compensatorio de Minjá hasta el despuntar del alba. En el caso de quien no alcanzó a efectuar el rezo compensatorio de Arvit inmediatamente después de terminar Shajarit, podrá completarlo hasta el final de las cuatro horas de la mañana. Quien no efectúa el rezo compensatorio, por Shajarit inmediatamente después de Minjá, podrá a posteriori completarlo hasta el atardecer (bein hashemashot) (ver Mishná Berurá108:15, Kaf HaJaím 11). No se debe esperar hasta el final del horario apto para recitar el rezo compensatorio sino que se debe efectuar al momento de recordar su omisión para así no incrementar el lapso entre el rezo obligatorio que corresponde a  la hora y el compensatorio por el servicio pasado omitido. Inclusive si la persona se sentó a comer, ni bien recuerda la omisión habrá de interrumpir su ingesta y pararse a rezar (Mishná Berurá 108:10).

Es importante que el rezo compensatorio sea posterior al rezo obligatorio que se corresponde con su hora. Si alguien tuvo la intención de que el primer rezo sea el compensatorio y sólo el segundo el que corresponde a la hora, el primero no tuvo efecto como tashlumin y debe rezar una tercera vez para cumplir con la compensación. Por ejemplo, si se omitió por olvido Minjá de Shabat y al concluir el sábado en Arvit no recitó el formato correspondiente a la Havdalá «Atá Jonantanu» por pensar que se trata de la compensación por Minjá y en la segunda Amidá sí lo recitó, deberá volver a rezar el compensatorio por Minjá. Empero si se equivocó y olvidó recitar en la primer Amidá «Atá Jonanatanu» y en la segunda se recordó y lo dijo, dado que en el primer rezo tenía la intención de cumplir con el deber de recitar Arvit y en el segundo con la compensación por Minjá, se considera que cumplió con ambos servicios.

Esta entrada fue publicada en REZO COMPENSATORIO (TEFILAT TASHLUMIM). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *