09. ¿Cuándo no se puede ya compensar un rezo omitido?

https://ph.yhb.org.il/es/02-18-08-02/

Nuestros sabios dispusieron la compensación solamente para el rezo inmediatamente contiguo, por lo tanto, quien no pudo rezar ni Shajarit ni Minjá, luego de Arvit habrá de rezar únicamente el compensatorio por Minjá. Si quiere, podrá luego rezar voluntariamente (nedavá) una Amidá por el servicio perdido de Shajarit (Shulján Aruj 108:4-5). Hoy día no se acostumbra a efectuar rezos voluntarios.

Quien se olvidó y omitió rezar Musaf, no podrá compensar ese servicio por cuanto que no se ofrendaban los sacrificios del mismo nombre salvo en el mero día. Asimismo, quien olvidó rezar Shajarit en un día en el que también se reza Musaf, si bien dijimos que se compensa con el rezo inmediatamente contiguo, Musaf no entra en el conteo y se debe compensar tras el rezo de Minjá.

Quien no efectuó alguno de los rezos premeditadamente, no podrá compensarlo. Los sabios de la Edad Media (rishonim) dijeron que si quiere puede rezar a título de rezo voluntario o nedavá (Shulján Aruj 108:7). Ya vimos que hoy día no se acostumbra a efectuar rezos voluntarios, ya que quien lo hace necesita estar seguro de que podrá concentrarse del inicio al final del rezo (Kaf HaJaím 108:31).

En el caso de quien no rezó Minjá o Arvit a pesar de que disponía del tiempo necesario, porque pensaba que una vez que concluya con su ocupación podría hacerlo y al final se le pasó el horario, no se lo considera como quien omite el rezo premeditadamente  y podrá compensarlo al final del siguiente servicio. Quien se sentó a la mesa pensando que tendría luego tiempo suficiente de rezar y se olvidó de hacerlo, si bien tenía prohibido sentarse a  comer antes de orar (ver arriba12:6-7, 24:6, 25:9), dado que no omitió el rezo, enfáticamente podrá compensarlo luego del siguiente servicio (Shulján Aruj 108:8). Quien estaba ocupado jugando, por ejemplo fútbol, y sobre la puesta del sol que es el final  del horario del rezo de la tarde lo llamaron para participar del servicio y la pasión deportiva le hizo decir «ya voy» pero siguió jugando y el tiempo de Minjá se pasó, no podrá compensarlo. Si bien de no mediar el juego la persona habría ido a rezar, dado que sabía que el horario se estaba pasando, se lo considera como quien rechaza enfáticamente asistir al servicio.

Esta entrada fue publicada en REZO COMPENSATORIO (TEFILAT TASHLUMIM). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *