16 – Actividad policial en Shabat

Todos los juristas coinciden en que los policías deben profanar el Shabat a los efectos de salvar vidas, y además, si se encuentra un objeto o se percibe un movimiento sospechoso de personas peligrosas se debe llamar a la policía. Lo mismo rige para el caso en que se desate una trifulca que pueda derivar en derramamiento de sangre. Si ladrones entran a una casa y se teme que puedan haber atacado a los residentes de la misma se debe llamar a la policía. Sin embargo, en una situación que no aparenta implicar peligro de vida, en opinión de algunos juristas, los policías tienen prohibido profanar el Shabat realizando labores vedadas por la Torá. Por ejemplo, si ladrones irrumpieron en una casa y luego se dieron a la fuga, dado que ya no hay peligro de vida no se debe llamar a la policía. Aunque los ladrones estén aún en el interior de la casa, si los residentes no se encuentran y no hay riesgo de vida, no se deberá hacerlo. Lo mismo ocurre cuando ladrones entran a un banco o a tiendas. Asimismo, en Shabat los policías tienen prohibido escribir un reporte de robo, ni pueden tomar huellas dactilares del ladrón apresado, ni trasladar al ladrón en el patrullero hasta la estación de policía (Shmirat Shabat Kehiljatá 41:24-5, Yalkut Iosef 329:20-7).

Sin embargo, muchos de los grandes juristas escribieron que se permite llamar a la policía a los efectos de evitar robos o daños al patrimonio, por lo que los agentes del orden tienen permitido viajar al sitio de los hechos, ya que de no hacerlo, la criminalidad se incrementará en gran manera en Shabat y llegará al punto de atentar contra la vida humana. Sin embargo, dudaron respecto de si los agentes tienen permitido volver en automóvil del sitio de los hechos o si pueden llevar a cabo patrullajes en los autos policiales. Algunos de estos juristas lo autorizaron si los choferes son gentiles (Heijal Itzjak Oraj Jaím 32, Iaskil Avdei HaShem Oraj Jaím 44, Tzitz Eliezer 4:4).

Nuestro Maestro el Rav Shaul Israeli (Amud Haieminí 17) permitió que coches policiales patrullen con un conductor judío y también retornen del evento y trasladen al ladrón apresado a la estación de policía, ya que si se da ventajas a los ladrones o se ponen trabas a los policías en Shabat para cumplir sus funciones al punto que puedan llegar a renunciar a su rol o descuidar su cumplimiento, el crimen se incrementará y pondrá en riesgo la vida de la población.  Por lo tanto, en Shabat se permite realizar toda labor necesaria a los efectos de combatir el crimen. Asimismo, aprendimos que nuestros sabios permitieron a quienes salen a salvar vidas, retornar a su sitio aunque para ello sea necesario transportar las armas en el dominio público, pues si se les prohíbe regresar, se teme que en un futuro habrán de demorarse en partir en misión de rescate (arriba halajá 10). Asimismo, los sabios dijeron que cuando es necesario atender a un enfermo con riesgo de vida, aunque haya en el lugar un gentil, es mejor que un judío realice las labores necesarias ya que si se le pide al no judío se teme que en un futuro, en caso de haber un enfermo en riesgo y no se hallara un gentil en las inmediaciones, las personas habrán de temer profanar el Shabat para salvarlo (arriba halajá 4). Lo mismo ocurre con la labor policial, si en Shabat se ponen límites o trabas a la labor de la captura de ladrones o prevención de crímenes, al final de cuentas costará vidas humanas. Además, es pertinente agregar que hoy en día parte de la labor criminal está vinculada a la actividad terrorista, por lo que la lucha contra los robos es en cierta manera también parte de la lucha anti terrorista que está directamente vinculada a la salvaguarda de la vida humana.

Sin embargo, todos los juristas coinciden en que no se debe llamar a la policía para que tome un reporte de índole pecuniaria a los efectos de poder demandar a la compañía de seguros etc. De la misma forma, se prohíbe llamar a la policía para que llame al orden a vecinos ruidosos.

La policía debe tener rabinos que revisen todo el dispositivo de labor policial para que junto a los jefes policiales  establezcan qué acción es esencial realizar en Shabat y cuál no. Asimismo, deberán establecer directivas especiales de trabajo para Shabat de modo tal que se disminuya la realización de labores prohibidas al mínimo y en lo posible se realicen de un modo diferente al habitual. Además, se debe establecer la norma que de haber un policía gentil  es mejor que funja como chofer y escriba los reportes. Demás está decir que se debe tener recaudo que los policías dispongan de lapiceras de Shabat cuyo uso está prohibido únicamente por ley rabínica (arriba 18:2).

Esta entrada fue publicada en 27. Casos de peligro inminente de vida ("pikuaj nefesh") y reglas referentes a personas enfermas.. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *