01. El orden de la eliminación del jametz y las tres comidas

Cuando el día catorce de Nisán cae en Shabat, se revisa el jametz recitando la bendición correspondiente en la noche del jueves, comienzo del trece de Nisán (viernes), ya que en el día sábado no se pueden efectuar ni su revisación ni su eliminación. Una vez concluida la revisación se lo anula como todos los años. A la mañana siguiente, que es viernes, se quema el jametz encontrado y es bueno hacerlo hasta la sexta hora a fin de que no se cometan errores a ese respecto los demás años (Shulján Aruj 444:1-2). Asimismo, se debe dejar jametz para las dos primeras comidas sabáticas.

Si en víspera de Pesaj estuviese permitido ingerir matzot, las comeríamos en las comidas del Shabat, para no tener complicaciones con el jametz. Pero dado que está prohibido comer matzá en víspera de Pesaj para que esta nos resulte apetecible y deseada en el momento de su ingestión preceptiva (noche del Seder de Pesaj, arriba 13:6), debemos dejar pan jametz para las dos primeras comidas de Shabat. Para no complicarse con comida jametz tan próximo al inicio de la fiesta, muchos acostumbran cocinar para este sábado platillos «kasher lePesaj» (aptos para Pesaj n. de t.) e inician la comida sabática con el kidush y la ingestión de pan jametz con algún tipo de ensalada en una habitación de la casa que no está destinada a fungir como comedor durante Pesaj. Tras concluir la ingesta del pan los comensales se lavan las manos, sacuden su ropa de posibles migas y pasan al sitio que hará de comedor durante Pesaj y allí se comen los platillos preparados para ese sábado.

La primera comida sabática tiene lugar en la noche del viernes y la segunda el sábado por la mañana. Esta segunda comida debe concluirse hasta el final de la cuarta hora temporal o halájica del día, pues este es el plazo límite para la ingesta de jametz en víspera de Pesaj (el horario suele ser publicado en los medios de comunicación comunitarios, ver arriba 3:6). Para poder terminar de comer en ese horario es menester adelantar el rezo de Shajarit de ese sábado.

Tras la segunda comida sabática se recogen todos los restos de jametz de las fuentes (bowls) y del mantel y, como en Shabat no se los puede quemar, es bueno arrojarlos al inodoro y de esa manera quedarán definitivamente eliminados. A los efectos de que la eliminación del jametz en Shabat sea lo más sencilla posible, se acostumbra planificar el menú sabático de modo tal que sea fácil recoger los restos finales de jametz y eliminarlos. Luego es necesario anular el jametz recitando la fórmula correspondiente hasta el final de la quinta hora. Una vez concluida la segunda comida es menester cepillarse bien los dientes (arriba 11:12).

En la tercera comida del Shabat nos enfrentamos a un problema pues está prohibido ingerir jametz desde el final de la cuarta hora, pero tampoco se puede ingerir matzá el día catorce de Nisán. Por esta razón cumplimos con esta comida ingiriendo carne, pescado y frutas (Shulján Aruj 444:1). Asimismo, está permitido comer kneidlaj o «matza balls» y en la opinión de muchos juristas se permite también cocinar matzot enteras y comerlas. De todas maneras, esta tercera comida no debe ser abundante para poder comer matzá por la noche con apetito.

Esta entrada fue publicada en 14. Víspera de Pesaj que cae en Shabat. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *