Rabino Eliezer Melamed

Rabino Eliezer Melamed

Rabino ortodoxo, decano de Yeshivat Har Berajá y Rabino jefe de esa localidad. Es el autor de la serie de libros «Pninei Halajá» y columnista fijo del periódico religioso «BeSheva».

Biografía

Nació en Jerusalém el 28 de junio de 1961, hijo del Rabino Zalman Melamed y su esposa la Rabanit Shulamit. Desde su temprana juventud fue alumno del Rabino Tzví Iehuda Kuk. Asistió al colegio Jorev, en segundo tercero y cuarto año de secundaria estudió en «Yeshivat Ierushalaim Letzeirim» y luego seis años más en Yeshivat Merkaz HaRav. Obtuvo su ordenación rabínica en el verano de 1988 de su maestro el Rabino Abraham Shapira y del Rabino Jaim Katz – docente de las yeshivot Beit El y Merkaz HaRav. Enseñó durante un año en un Kolel para «Baalei Teshuvá» (personas en proceso de retorno al judaísmo normativo) en el barrio de Mea She´arim y luego pasó a enseñar y a estudiar por cinco años más en la Yeshivá de Beit El. Durante dos décadas estuvo al frente de la Yeshivá de Har Berajá y en el 2016 anunció públicamente su renuncia al puesto. En el año 2018 volvió a ocuparlo.

Formó parte de los líderes fundadores del movimiento juvenil religioso Ariel siendo su primer secretario general. Estableció la sucursal del movimiento Ariel en el barrio judío de la ciudad vieja de Jerusalém y participó activamente de su actividad educativa. Durante el período de los acuerdos de Oslo fungió como secretario y editor de la revista del «Va´ad Rabanei Yesha» (Comité de Rabinos de Judea, Samaria y Gaza) y fue miembro del «Ijud HaRabanim Lema´an Eretz Israel» (Unión de Rabinos por la Tierra de Israel»).

Durante años el Rabino Melamed ha activado en el proyecto radial y de comunicación «Arutz Sheva», donde tuvo un espacio diario fijo destinado a las consultas halájicas de los radioescuchas. Algunos de estos espacios fueron elaborados bajo la forma de texto y dieron lugar a la publicación de los primeros tomos de la serie «Pninei Halajá». En la actualidad el Rabino Melamed escribe en el periódico «BeSheva» donde detenta la columna «Revivim», en la cual se ocupa de temas de actualidad halájica con conexión a cuestiones sociales, familiares, comunitarias y nacionales. Algunos de estos artículos han sido recopilados y ordenados por temas y fueron publicados en tres tomos.

El Rabino Melamed fue galardonado por la Cátedra de Torá y Sabiduría de Guiv´at Shmuel con el «Premio a la Creación Judía» a nombre del Rabino Tzví Iehuda HaCohen Kuk.

Está casado con la Rabanit Inbal, hija del pintor Tuvia Katz y es padre de trece hijos.

La serie de libros "Pninei Halajá"

La serie de libros «Pninei Halajá» («Perlas de la Halajá»)

Cuenta con dieciséis tomos sobre temas diversos. Su objetivo es incluir todos los temas relevantes para nuestros días y aun no ha sido completada. A esta serie se le agrega otra cuyo nombre es «Harjavot Lifninei Halajá» («Ampliaciones a Pninei Halajá») en la cual a las halajot se les agregan apéndices, fundamentos y sus significados más profundos extraídos del mundo del pensamiento judío. De esta serie se han editado ya cuatro tomos sobre los temas de Berajot, Shabat, Yamim Noraím, Moadim y Sucot.

Esta serie pone de manifiesto el método de estudio y sentencia del Rabino Melamed que tiene expresión en su columna «Revivim» del periódico «BeSheva» así como también en las clases que imparte. Se han vendido más de un millón de sus libros en diferentes idiomas en numerosas ediciones.

Amén de exponer la halajá desde su principio general hasta sus detalles particulares en estrecho vínculo a su sentido espiritual, sus libros se caracterizan por tomar en cuenta las diferentes costumbres de las distintas comunidades. Como sentenciador halájico, el Rabino Melamed entiende que solamente en aquellos casos en los que existe una costumbre comunitaria particular significativa se debe de presentar la norma como discutida. En la mayoría de los casos en los que no existe una tradición comunitaria evidente el Rabino Melamed se referirá únicamente a las costumbres ashkenazí y sefaradí. Él rechaza la idea de que cada comunidad debe seguir exclusivamente la sentencia de sus rabinos incluso en aquellas cuestiones en la que no existe una tradición propia significativa.

Los comentarios están cerrados.