02 – La prohibición de disfrutar de una labor realizada en Shabat.

Tal como ya aprendimos, si un judío realiza voluntariamente o adrede una labor en Shabat, él y cualquier otro judío tienen prohibido beneficiarse de la misma durante todo el día sábado.

La mayoría de los juristas considera que ningún judío puede disfrutar de una labor que fue realizada involuntariamente en Shabat ya que la intención es evitar que se disfrute de algo hecho en este día (Shulján Aruj 318:1). Hay otros juristas que consideran que cuando la labor es realizada voluntariamente  está prohibido beneficiarse de la misma en Shabat, pero si se llevó a cabo involuntariamente esto se permite. Hay juristas que sostienen que en caso de gran necesidad se puede recurrir a esta opinión como respaldo (Mishná Berurá 318:7). Un judío secular que sabe que es Shabat y quizás la labor que realiza esté prohibida, se le considera como si la realizase voluntariamente y está prohibido disfrutar de la misma incluso según la opinión más flexible.

Por lo tanto, si un judío enciende la luz en Shabat, ni él ni ningún otro judío pueden disfrutar de la misma. Ya aprendimos que hay quienes opinan que en caso de gran necesidad, si la luz fue encendida involuntariamente se podrá disfrutar de esta. Empero, de no mediar una gran necesidad, si la luz fue encendida voluntariamente no se podrá disfrutar de ella.

Sin embargo, acciones que se podían llevar a cabo sin que se encendiese la luz se podrán continuar realizando una vez encendida. Por ejemplo, si se encendieron las luces de las escaleras de un edificio, dado que de todas maneras es posible subir por estas en la oscuridad, se podrá ascender mas no rápidamente, aprovechando la iluminación. Si se encendió la luz en el baño se podrá hacer uso de este del mismo modo que era posible sin iluminación alguna. Asimismo, está prohibido ordenar en la casa cosas que no sería posible hacerlo de no mediar la luz. Si ya había previamente en la sala o habitación una luz que a duras penas permitía leer y se encendió una luz suplementaria, se podrá continuar leyendo si bien la lectura es mucho más cómoda.

Si la luz de la habitación estaba encendida y alguien la apagó voluntariamente – se puede dormir en ella. Si bien es más fácil dormir con la luz apagada, dado que no se tiene un beneficio directo sino únicamente del hecho que la molestia fue subsanada, esto estará permitido.

Si un judío encendió la radio o un dispositivo de sonido en Shabat, estará prohibido disfrutar de los mismos, empero, si no es cómodo salir de la habitación en cuestión no es obligatorio hacerlo ya que los aparatos fueron encendidos contra su voluntad y no desea disfrutar de su funcionamiento. Asimismo, cuando un gentil enciende la radio o un dispositivo de sonido, estará prohibido disfrutar de los mismos por tratarse de «ovadín dejol» (cuestiones mundanas o correspondientes a días hábiles) que afectan la dignidad del Shabat (arriba 22:19).

Si el compañero de habitación trasgrede y enciende la calefacción en Shabat, esto no será causal para abstenerse de ingresar a la misma. Empero, a priori, se debe procurar evitar que el compañero trasgreda. En caso de no obtenerse éxito alguno se deberá tener la intención de no disfrutar de la acción prohibida y no acercarse al calefactor para calentarse y deberá  mantenerse en su posición o ubicación habitual; si se ve forzado a disfrutar del calor no estará trasgrediendo prohibición alguna. De ser posible, es preferible abrir la ventana para así no disfrutar de la calefacción (según Ramá 276:1, Aruj HaShulján 4, Mishná Berurá 11-13).

Hay juristas que sostienen que tampoco se permite cumplir un precepto mediante una labor realizada en Shabat, mientras que otros opinan que dado que los preceptos no fueron entregados para disfrute o beneficio, esto está permitido. Según estos últimos, si una lámpara fue encendida se puede rezar o estudiar bajo su luz. Quien quiera adoptar una actitud flexible tiene en quien respaldarse. Empero, todos los juristas coinciden en que estará prohibido ingerir un alimento que se cocinó en Shabat ya que el deleite del día se efectiviza mediante el disfrute y los sabios decretaron que no se disfrute de una labor realizada el día sábado. Asimismo, si se encendió una lámpara en Shabat, se prohíbe disfrutar de la misma y comer bajo su luz

Esta entrada fue publicada en 26. Labores realizadas en Shabat y la prohibición de facilitar la transgresión del prójimo ("lifnei iver" N. de t. "no pondrás obstáculo delante del ciego"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *