05. ¿Qué partes corresponde saltearse para unirse a la congregación en la Amidá?

https://ph.yhb.org.il/es/02-14-05/

Quien llega tarde al servicio y ve que la congregación está por finalizar los cánticos de alabanza, es mejor que los omita para así poder rezar con la comunidad, pues la plegaria con «Minián» tiene mayor importancia que el recitado de los cánticos en cuestión. Esto se debe a que los cánticos de alabanza se recitan como preparativo para el rezo, para que este sea mejor recibido, empero quien reza con «Minián«, seguramente su plegaria será bien recibida (Tratado de Berajot 8(A)). Por lo tanto, quien llega tarde al servicio, es mejor que se saltee la mayor parte de las bendiciones matinales, ofrendas y cánticos de alabanza para alcanzar a rezar la «Amidá» con la congregación.

Sin embargo, no se ha de saltear  «Baruj Sheamar«, «Ashrei» ni «Ishtabaj» para no perder su recitado. Esto se debe a que estas alabanzas fueron diseñadas para ser recitadas antes del rezo, por lo que después de la «Amidá» ya no se pueden completar. A los efectos  de recitar las bendiciones de los cánticos de alabanza es necesario decir aunque sea una porción de estos, por lo que corresponde escoger al más importante de los mismos que es  «Ashrei«.

Asimismo es importante poner cuidado en recitar previo al rezo la bendición de «Eloh-ai Neshamá» y las bendiciones de la Torá, que si no las recita antes de rezar las habrá de perder (Mishná Berurá 52:9 y Beur Halajá allí). Además, antes del rezo es necesario envolverse en el talit y colocar los tefilín.

Si la persona no tiene tiempo para recitar todas las bendiciones, luego el «Ashrei» y alcanzar a rezar la Amidá con la congregación, habrá de rezar solo sin saltearse nada.

A priori es bueno que la persona calcule sus «atajos» de modo tal que alcance a rezar con la congregación, es decir, con diez que rezan la «Amidá» en silencio. Sin embargo, si la persona ve que no alcanzará a recitar las bendiciones, luego el «Ashrei» y además alcanzar a rezar la Amidá con  la congregación, que haga  el esfuerzo de rezar la «Amidá» durante la repetición en voz alta del oficiante, que a ojos de la mayoría de los juristas también se considera rezar con la congregación.

Quien se ve en la necesidad de saltear pasajes de los cánticos de alabanza para rezar con el «Minián«, es bueno que los complete después del servicio.

Esta entrada fue publicada en 14. Los cánticos de alabanza (Pesukei dezimrá).. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *