04. ¿Los cánticos de alabanza son obligatorios?

En un principio, en tiempos de nuestros maestros tanaítas (siglos primero y segundo de la era común n. de t.) el recitado de los cánticos de alabanza era considerado una costumbre solamente de los píos y muy valorada por los sabios. Empero con el correr del tiempo se popularizó, transformándose en práctica obligatoria que todos los judíos inicien sus rezos con estos cánticos.

Sin embargo, las mujeres están exentas de recitarlos ya que éstos están condicionados por el tiempo ya que se recitan antes de Shajarit y las mujeres están exentas de los preceptos positivos marcados por el tiempo. Si bien hay quienes dicen que dado que las mujeres deben rezar la Amidá, deben asimismo recitar los cánticos de alabanza que sirven de preparativos para la misma. De acuerdo a la opinión mayoritaria de los juristas las mujeres están preceptuadas únicamente a recitar la Amidá al tiempo que están exentas de todos aquellos preparativos previos a la oración que no impiden la prosecución de la meta esencial de la Amidá («meakvim«). Por lo tanto, la halajá indica que las mujeres no están obligadas a recitar los cánticos de alabanza y aquella que quiera cumplir con excelencia puede hacerlo junto a sus bendiciones correspondientes, a los efectos de que su preparación para la Amidá sea completa.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora