04. Cómo inclinarse sobre el rostro (para quienes acostumbran a hacerlo).

https://ph.yhb.org.il/es/03-17-04/

Como ya vimos, según la usanza de los ashkenazíes y parte de los sefaradíes, la inclinación sobre el rostro se lleva a cabo sentado, abatiendo la cabeza y apoyándola sobre el antebrazo con una inclinación del rostro sobre su lado derecho para que así no apunte directamente al suelo. Es bueno cubrir el rostro con una prenda o la manga y no conformarse con hundir el rostro en el antebrazo desnudo ya que brazo y rostro son un mismo cuerpo  y éste no puede cubrirse a sí mismo (Shulján Aruj 131:1, Mishná Berurá allí). El rostro se cubre fundamentalmente por una cuestión de recato, como quien se cubre por temor y vergüenza ante D´s. A posteriori, quien viste mangas cortas y carece de un pañuelo, que apoye su rostro sobre el brazo desnudo. Si hay una mesa en el lugar que lo haga sobre ésta y el brazo por sobre la cabeza, de esta manera la mesa es considerada como la principal cobertura de su rostro (Peninei Halajá Tefilá 21:4).

Se acostumbra a inclinarse sobre el rostro únicamente allí donde se encuentra un Rollo de la Torá o incluso libros sagrados impresos. En caso que en el sitio en cuestión no haya libros sagrados de ningún tipo, se recita el salmo sentado sin inclinarse sobre el brazo.  En Jerusalém se acostumbraba inclinarse sobre el rostro también en sitios donde no hay libros sagrados, por cuanto que la santidad de la ciudad los sustituye (Peninei Halajá Tefilá 21:4).

En el caso de un sitio en el cual no hay posibilidad de inclinar el rostro estando sentadas, sea por falta de sillas o porque exactamente atrás de la mujer se encuentra una persona rezando que no puede desplazarse, se podrá recitar el “Nefilat Apáim” de pie (Mishná Berurá 131:10). En un caso así, es mejor apoyarse sobre la pared tal que de no mediar esta ella se caería y de esa forma se le considera como que de alguna forma se sentó e inclinó su rostro (Kaf HaJaím 38).

Esta entrada fue publicada en 17. Los pasajes posteriores a la Amidá. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *