04) Mezcla que contiene cereal

Todo lo que aprendimos respecto de que en el caso de las mezclas se va tras el componente mayoritario se refiere a una mezcla común. Pero si uno de los componentes pertenece a los cinco cereales – la bendición pasa a ser «Boré Minei Mezonot». Por ejemplo, en el caso de un pastel, si bien está mayoritariamente compuesto por huevos, azúcar, nueces y chocolate – si contiene harinas de uno de los cinco cereales, se recitará por este «Boré Minei Mezonot». Lo mismo ocurre con una tarta de verduras en cuya mezcla se agregó harina para mejorar su sabor – la harina pasa a ser ingrediente principal por lo que la bendición previa será «Boré Minei Mezonot». Esto se debe a que los cinco cereales son los alimentos más importantes porque de ellos se elabora tanto el pan como los «mezonot». Por lo tanto, cada vez que estos cereales son parte de la mezcla definen la bendición a recitar. Asimismo, esto es lo que se hace en el caso de una ensalada de fideos (noodles) y col o repollo. Dado que en la ensalada vienen mezclados cereales, aunque sean minoritarios la bendición por el conjunto será «Boré Minei Mezonot».

A la hora de recitar la bendición final la cuestión se torna más compleja pues depende de si se ingirió o no un «kazait». En la práctica, si el cereal es mayoritario en la mezcla y se comió del conjunto el equivalente a un «kazait» se habrá de recitar «Al Hamijiá». Y aunque el cereal sea minoritario, si en la práctica se ingirió de este el equivalente a un «kazait» (medio huevo) en el tiempo que lleva comer una hogaza («zman ajilat perás») que son seis minutos – se habrá de recitar «Al Hamijiá». Por ejemplo, si la harina representa un tercio de los componentes de una tarta, si se ingirió el equivalente a tres «kazait» de la misma en un lapso de seis minutos, dado que se comió un «kazait» completo de cereal se debe recitar «Al Hamijiá». Empero si todo lo que comió es un volumen equivalente a un «kazait» y en este el cereal es minoritario – habrá de recitar «Boré Nefashot». En el caso de un pastel la norma es diferente, dado que todos los demás ingredientes tienen por finalidad saborizar la harina resultan secundarios respecto de esta y aunque sea minoritaria, todo aquel que ingiera un «kazait» del pastel deberá recitar al final «Al Hamijiá» (Esto es así en casi todos los pasteles, al menos casi un octavo de sus ingredientes está compuesto por harina tal como se vio arriba 10:9).

Todo lo que aprendimos respecto de que por un alimento que posee algún tipo de cereal se recita al inicio «Boré Minei Mezonot», es así a condición de que el cereal esté destinado a dar sabor al alimento o hacer que este mitigue el apetito y genere sensación de satisfacción, empero si su función es aglutinar los ingredientes del platillo o del producto horneado, el cereal resulta secundario y no puede determinar cuál será la bendición. Por lo tanto, en el caso de una tarta de verduras a la que se le mezcló harina a los efectos de homogeneizar la mezcla, se recita por esta «Boré Pri Haadamá» (Shulján Aruj 208:2-3). Albóndigas de pescado o de carne que tienen mezclado pan rallado para aumentar su volumen y ablandarlas, el pan rallado resulta secundario respecto de la carne o el pescado – por lo que se bendice por todo «Shehakol» (Avnei Nezer Oraj Jaím 38).

A veces existe la duda respecto de si el alimento que tenemos delante nuestro es uno sólo que posee diferentes componentes y por lo tanto debemos recitar la bendición por el ingrediente principal e incluir en la misma a los secundarios o, si se trata de una mezcla de varios alimentos que requiere se bendiga por cada componente separadamente. Por ejemplo, en el caso del Jamín o Tcholent que posee cebada, tarta de harina, papas, porotos o frijoles y carne. Aunque la tarta de harina se haya deshecho y dispersado en el interior del guiso persiste aun la duda si el Jamín es una sola mezcla por la que se debe recitar la bendición de «Boré Minei Mezonot» o, en su defecto, la carne y las papas al ser de tamaño importante se consideran alimentos separados y resulta necesario recitar por estos sus respectivas bendiciones. Tal como ya aprendimos (halajá 3), en una situación como esta es menester bendecir al inicio por cada alimento separadamente, por la cebada «Boré Minei Mezonot», por las papas «Boré Pri Haadamá» y por el trozo de carne «Shehakol Nihiá Bidvaró». Acto seguido se pasa a ingerir el Jamín como mezcla.

Respecto de la bendición final, si se ingirió un «kazait» de cereal se bendice «Al Hamijiá». En relación a los demás componentes, si están completamente mezclados al punto de que no se ingirió un «kazait» de ninguno de estos por separado, porque cada vez que introducía el tenedor extraía también en la mezcla algo de cereal, cabe dudar si se debe o no recitar por esta comida la bendición final de «Boré Nefashot», pues quizás quedaron incluidos en la bendición por el cereal. Empero si comió un «kazait» por separado de estos ingredientes, esto es, que en el total de veces que ingirió se reúne un «kazait» – habrá de recitar «Boré Nefashot». Lo mismo ocurre si en el cereal ingerido no había un «kazait» y en los demás componentes sí, aunque estén mezclados – se recita «Boré Nefashot» (Aruj HaShulján 212:2).

Esta entrada fue publicada en Capítulo 11 Principal y secundario ("Ykar VeTafel"). Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *