01. Su origen.

https://ph.yhb.org.il/es/02-24-01/

Nuestros sabios dijeron que “se debe ser siempre cuidadoso en el rezo de Minjá porque mientras el profeta Eliahu estaba rezando esta plegaria D´s le respondió favorablemente” (Talmud Babilonio Tratado de Berajot 6(B)). Es necesario advertir especialmente respecto de la importancia de esta plegaria ya que la de Shajarit tiene un horario claro y fijo que es al levantarse por la mañana y la de Arvit es posterior a que la persona vuelve a su casa por la noche. Empero durante el horario de Minjá, muchas veces la persona está agobiada por sus quehaceres y debe sobreponerse a estos para destinarle tiempo al rezo de la tarde.

El rezo de Minjá tiene por cometido santificar el quehacer diario de la persona frente a las dificultades y los obstáculos que se presentan. Por esta razón en este rezo precisamente el profeta Elías tuvo una respuesta celestial favorable en su disputa contra los sacerdotes idólatras del dios cananeo Baal.

Durante el servicio de Minjá el hombre consagra o santifica su quehacer material diario y por lo tanto implica una santificación especial del Nombre Divino. Probablemente esta sea la razón por la que el servicio recibió el nombre de Minjá, que significa presente o donativo. Esto se debe a que en el rezo de Shajarit ya cumplimos con nuestro deber de agradecer a D´s por todo lo bueno que nos concedió mientras que rezar Minjá implica agregar a nuestras plegarias aún más. Shajarit se reza por lo que D´s nos concedió con Su gran generosidad mientras que Minjá surge de nuestra vida material y práctica.

Esta entrada fue publicada en 24. El servicio de Minjá.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *