06. Comida anterior al rezo de Minjá.

https://ph.yhb.org.il/es/02-24-06/

A partir del mediodía hay que tener cuidado de no olvidarse de rezar Minjá, por esta razón no se ha de iniciar una comida importante antes de hacerlo. Una comida importante se considera aquella de la que participan muchos comensales, como por ejemplo tras una circuncisión, un banquete de los siete días posteriores a una boda (sheva berajot) o el rescate de un primogénito. Una comida de Shabat no es considerada una “comida importante”. En caso de premura se puede comenzar una comida importante antes de rezar Minjá, a condición de que resulte claro a los comensales de que esta concluirá antes de que pase el horario del rezo y además tendrán que recordarse de rezar tras la ingesta.

Media hora antes de que comience el horario de Minjá Ketaná, esto es unas tres horas temporales antes de que se ponga el sol, está prohibido ingerir una comida aunque sea liviana si aún no se rezó. Si alguien tomó la responsabilidad de recordar a la persona de que tiene que rezar, ésta podrá comer. En vez de acordar con alguien que nos recuerde, se puede poner un reloj despertador para que suene a la hora de rezar. Empero se debe cuidar  que ni bien el reloj suene se suspenda la comida y se vaya a rezar (Ramá 232:2, Beur Halajá ויש, Halijot Shlomó 2:12).

Hay quienes cumplen este precepto con excelencia y una vez pasado el mediodía no ingieren siquiera una comida liviana antes de rezar Minjá. Por lo tanto en muchas ieshivot se acostumbra a rezar Minjá temprano al mediodía para que tras el servicio se pueda comer el almuerzo conforme a todas las opiniones halájicas.

Esta entrada fue publicada en 24. El servicio de Minjá.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *