05. Actividades prohibidas antes de rezar Minjá.

https://ph.yhb.org.il/es/02-24-05/

A los efectos de no olvidarnos de rezar Minjá, los sabios establecieron que a partir del mediodía toda persona debe cuidarse de no comenzar una actividad que pueda distraerlo, al punto que se olvide de rezar. Por lo tanto, no se ha de comenzar una actividad que es difícil de interrumpir en la mitad y su finalización pueda prolongarse hasta pasado el horario del Minjá. Tampoco se ha de iniciar una labor que sea pasible de generar un desperfecto de tal índole que su reparación pueda extenderse más allá del horario de Minjá. No se ha de ir de compras que puedan demorarse hasta el final del horario del rezo. Tampoco se ha de ir a nadar a la piscina si se teme que puede permanecer allí hasta pasado el horario del rezo.

Empero si no hay lugar al temor de olvidar el rezo, toda actividad está permitida. Por ejemplo, quien se encuentra en un sitio en el cual será llamado a rezar Minjá, puede iniciar cualquier labor. Se puede asimismo, comenzar cualquier actividad cuando se sabe que el lugar de trabajo cierra indefectiblemente antes de finalizar el horario de Minjá. De la misma forma, se puede hacer compras en un sitio en el cual se llama a las personas a rezar Minjá en público o si se le pidió a un amigo que le recuerde este rezo. También está permitido nadar en un sitio en el que la piscina se cierra antes de que concluya el horario de Minjá o en el caso de una persona que acostumbra a nadar en un horario fijo por lo que no se teme que se le pase el horario de Minjá.

Si una persona  comenzó una labor que puede demorarse mucho tiempo, pero previamente calculó que podrá terminarla antes del final del horario de Minjá, por cuanto que ya comenzó no se lo molesta para que la deje por la mitad. Habrá de rezar una vez terminada la labor. Si le parece que su actividad se va a prolongar hasta después de pasado el horario de Minjá, habrá de suspender de inmediato y rezar.

Si bien nuestros sabios dijeron que no se ha de cortar el pelo en el  horario de Minjá, los sabios de las últimas generaciones (Ajaronim) son de la idea de que hoy día, en que el corte de pelo lleva poco tiempo y no se teme que ocurra un contratiempo con la tijera  o la máquina cortadora y se demore, ya que cada peluquero posee varias se puede cortar el pelo en este horario (Mishná Berurá 232:6, Kaf HaJaím 14).

Esta entrada fue publicada en 24. El servicio de Minjá.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *