07) La Bendición de «HaTov VeHameitiv» («Que es bueno y benefactor») por un vino suplementario

Nuestros sabios establecieron una bendición especial por la ingestión de un vino suplementario, esto es, si ya se bebió un vino y posteriormente se bebe otro de características diferentes, si bien ya se recitó por el primero «Boré Prí Hagafen», antes de ingerir el nuevo se ha de recitar «HaTov VeHameitiv». Asimismo, si se trae un tercer vino se habrá también de bendecir por este «HaTov VeHameitiv» y así sucesivamente se habrá de bendecir por cada vino nuevo que se beba. La intención de esta bendición es agradecer a HaShem por la abundancia de vino.

Esta norma se refiere únicamente al vino, pues si se comió un tipo de pan y luego se come otro, no se recita una bendición especial por el segundo, sino que está incluida en la bendición primera que se recitó anteriormente. Lo mismo ocurre con diferentes tipos de carne, con una sola bendición se los incluye a todos. Solamente en el caso del vino, nuestros sabios estipularon una bendición especial en caso de servirse diferentes variedades, en virtud de que el vino posee una particularidad muy especial: además de nutrir y alegrar, cada tipo de vino posee un carácter diferente y cuando se beben diferentes variedades de vino en compañía de otras personas la alegría se incrementa. Por ello, se estableció que se bendiga por la profusión de vinos (Talmud Babilonio Tratado de Berajot 59 (B), Tosafot y Rosh allí).

No es necesario que el segundo vino que se sirve sea mejor que el primero, sino que mientras no se sepa que es inferior en calidad al anterior, por cuanto que es diferente, implica una innovación en el sabor o en la calidad por lo que se recita la bendición de «HaTov VeHameitiv». Por lo tanto, si se dispone de dos botellas diferentes de vino, se habrá de recitar «Boré Prí Hagafen» por la primera y «HaTov VeHameitiv» por cada vino suplementario. Incluso si hay dos botellas de un mismo tipo de vino, si se elaboraron de un modo diferente o son de cosechas diferentes al punto de que son diferenciables en su sabor para los comensales se habrá de recitar «Boré Prí Hagafen» por el primero y «HaTov VeHameitiv» por el segundo. Y aunque el segundo vino sea más barato que el primero, en caso de poseer alguna virtud diferente se habrá de recitar por este «HaTov VeHameitiv» (Shulján Aruj 175:2 y 6).

En caso de haber dos vinos, uno notablemente de mayor calidad que el otro, la norma indica que se recite «Boré Prí Hagafen» por el mejor de ambos, tal como se recita siempre la bendición inicial por el mejor de los alimentos de su tipo. Dado que el segundo vino es notoriamente inferior en calidad ya no se habrá de recitar por este «HaTov VeHameitiv» (Shulján Aruj 175:3, ver Mishná Berurá 14).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos