05- La cantidad de vino que debe tener la copa sobre la que se recita la bendición.

A los efectos de cumplir con el precepto del Kidush, la copa debe contener una cantidad de vino que indique importancia para que la bendición tenga sobre qué recaer. La cantidad mínima que debe contener toda copa sobre la cual se recita la bendición de un precepto («kos shel berajá») es el volumen de un huevo y medio (reviit halog). Si la copa contiene menos vino no se cumple con el precepto (Talmud Babilonio tratado de Shabat 76(B), Pesajim 107(A), 108(B), Maguén Abraham 271:32).
Es comúnmente aceptado que la medida de volumen de un huevo y medio de la que escribió el Rambám equivale a 86 mililitros (Rab Jaim Naé), empero mediciones exactas indican que la medida de la que habló equivale a 75 mililitros. Hay quienes son de opinión más estricta y entienden que los huevos de la actualidad son más pequeños que los de antaño, habiéndose reducido a cerca de la mitad del volumen original, por lo que la medida mínima de vino debe ser 150 mililitros (Jazón Ish). En la práctica, para la halajá, básicamente se permite recitar el Kidush sobre 75 mililitros; aunque muchos de los ashkenazíes son a priori más estrictos y cuidan que la copa contenga 150 mililitros.
Tras concluir la bendición, quien recitó el Kidush debe ingerir una cantidad de vino equivalente a la medida antigua de «un trago completo» («meló logmav»), que es la cantidad de vino que satisface razonablemente o conforma a quien lo ingiere. Un trago completo equivale a la cantidad de vino que puede llenar la cavidad bucal cuando se infla una sola mejilla. Esta cantidad es, por lo menos, la mayor parte de un «reviit halog», o sea por lo menos 38 mililitros. En el caso de una persona que tiene boca grande debe beber más, ingiriendo una cantidad que llene su cavidad bucal. En la mayoría de los casos, esta cantidad equivale a unos 50 ó 55 mililitros, y por más corpulenta que sea la persona no necesita ingerir más de 75 mililitros.
En caso de que quien recita el Kidush no pueda ingerir un «trago completo», uno de los participantes puede sustituirlo en la ingestión. A posteriori, si quien recitó el Kidush y los demás presentes bebieron conjuntamente la cantidad de un trago completo, cumplieron con el precepto a pesar de que ninguno de ellos, por separado, bebió solo la cantidad mínima (Tratado de Pesajim 107(A), Shulján Aruj 271:14, Mishná Berurá 73).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora