09- La prohibición de comer y beber antes del Kidush.

Dado que Shabat ya se inició, debemos apresurarnos para cumplir con el precepto de «Recordarás» (Zajor) mediante el recitado del Kidush con una copa de vino. Nuestros sabios dispusieron que no se coma nada antes del Kidush, e inclusive beber un poco de agua está prohibido. Empero está permitido lavar la boca con agua o tomar una medicina (Shulján Aruj 271:4, Mishná Berurá 13, Shmirat Shabat Kehiljatá 52:3).
Esta prohibición entra en vigor con el inicio del Shabat. Por lo tanto, en el caso de la mujer que recibe el Shabat mediante el encendido de velas, no podrá ingerir nada hasta el Kidush. En el caso del hombre que recibió sobre sí un tiempo sabático suplementario («Tosefet Shabat»), no debe de ingerir nada hasta que cumpla con el precepto del Kidush. Quien no aceptó sobre sí tiempo suplementario de Shabat, tiene prohibido ingerir cosa alguna desde la caída del sol, pues en ese momento el Shabat comienza independientemente de la intención de las personas (Mishná Berurá 271:11, ver Shmirat Shabat Kehiljatá 43:46).
Asimismo, en Shabat por la mañana después del servicio de Shajarit, está prohibido ingerir cosa alguna hasta el Kidush.
Hay personas que desean comer o beber algo antes del rezo de Shajarit, empero como es sabido, esto está prohibido pues nuestros sabios dijeron (Tratado de Berajot 10(B)): «Todo aquel que come y bebe y sólo después reza, sobre él está escrito (Reyes I 14:9): «y me has dado la espalda», dijo el Santo Bendito Sea: tras vanagloriarse de esto ¡¿ha de aceptar el yugo celestial?! Se puede beber agua antes del rezo pues esto no implica un acto desafiante. Empero los juristas han instruido que quien necesite ingerir algo antes del rezo puede beber te o café, y si realmente lo necesita – endulzarlos con algo de azúcar (Shulján Aruj Oraj Jaím 89:3-4).
Quien está enfermo y necesita comer antes del rezo o si tiene mucho apetito y teme no poder concentrarse durante la Tefilá puede comer algo antes del servicio (ver Peninei Halajá Tefilá 12:6-7). Si bien hay juristas que consideran que en este caso debería recitar el Kidush antes de comer, en la práctica no es así pues la costumbre es de acuerdo a quienes opinan que el deber de recitar el Kidush entra en rigor solamente una vez que terminó el rezo de Shajarit.
Una mujer que acostumbra a rezar Shajarit, puede beber antes del rezo y de ser necesario hasta puede comer como en el caso de los hombres, pues mientras no haya rezado no recae sobre ella el deber de recitar el Kidush. Empero, en el caso de una mujer que acostumbra a recitar únicamente las bendiciones matinales, ni bien se levanta ya recae sobre esta el deber de recitar el Kidush. En este caso si desea comer o beber, que recite las bendiciones matinales, luego que recite Kidush y que coma y beba. En caso de necesidad, como por ejemplo, si tiene mucha sed y no sabe recitar el Kidush – podrá beber, y si necesita acuciantemente comer podrá hacerlo (Peninei Halajá Tefilat Nashim 22:10).
Un niño que ya llegó a la edad en la que se le debe instruir en los preceptos («guil jinuj») se le debe acostumbrar a no comer antes del Kidush, empero si está muy hambriento o sediento podrá hacerlo (Shmirat Shabat Kehiljatá 52:18, Yalkut Yosef 271:17).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora