02 – Arrastrar objetos o llevar una carretilla.

https://ph.yhb.org.il/es/01-19-02/

Se permite arrastrar sobre el suelo una cama, una silla y un banco ya que al no haber certeza que hacerlo provoque una ranura en el piso no se está ante una prohibición. Inclusive cuando se puede fácilmente levantar una silla y transportarla por el aire y salir de duda – se la puede arrastrar, pues mientras que quien lo haga no tenga la intención de hacer una ranura  y no exista la certeza de que esto ocurra, se trata de una «acción sin intención» («davar sheeinó mitkavén«) la cual se permite (Shulján Aruj 337:1). Sin embargo, cuando existe la certeza que arrastrar los objetos por el suelo va a generar una ranura, esto se prohíbe pues se trata de la labor de «arar». Si bien no se tiene la intención de sembrar en la ranura efectuada, de todas maneras, por cuanto que la misma es apta para la siembra, en la práctica se considera que se  realiza la labor de arado (similar al dictamen de «psik reisha» arriba 9:5).

Allí donde hay un «Eruv» se permite llevar un carrito de bebé sobre el suelo aunque es claro que las ruedas crearán surcos y ranuras sobre el mismo, ya que las ruedas en cuestión no cavan ni remueven la tierra como en la labor de arar sino que la apisonan de modo que resulta inservible a los efectos de  preparar la tierra para sembrar o plantar. Inclusive se permite inclinar el carro del bebé hacia los costados, pues aún en esta circunstancia no existe certidumbre de que la tierra sea revuelta y por ende preparada para la siembra (Shmirat Shabat Kehiljatá 28:48, Iejavé Da´at 2:52).

Esta entrada fue publicada en 19 - Labores relativas al reino vegetal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *