08. El significado de las diez plagas

La Torá se explaya en la descripción de las diez plagas sin saltearse ni una de ellas. Esto posee diversas significaciones. La más simple es que en este mundo hay justicia y hay Un juez y finalmente el malvado es castigado. En el caso de grandes malvados como los egipcios que sometieron a los israelitas a labores discriminatorias y forzadas y ahogaron a sus hijos varones en el río corresponde que sean castigados ejemplarmente y todas las generaciones aprendan de lo sucedido.

Además, se nos está insinuando algo sumamente profundo. Tal como sabemos el mundo fue creado mediante diez alocuciones Divinas (Talmud Babilonio Tratado de Rosh HaShaná 32(A)). A esto se refiere la Kabalá al hablar de las «Diez Sefirot» por medio de las cuales el Eterno creó Su mundo y por medio de las cuales continúa vivificándolo. Sin embargo, mientras que el pueblo de Israel no se revelaba en el mundo, tampoco lo hacían los enunciados por medio de los cuales D´s sostiene el universo manteniéndose ocultos. Así como estos diez fundamentos espirituales se hallaban ocultos, de igual manera lo hacía el pueblo de Israel, y mientras no alcanzaban madurez suficiente para conformarse como nación seguían sometidos a Egipto.

Cuando el pueblo de Israel alcanzó la madurez y contaba con seiscientas mil almas (ver arriba 1:4), llegó el momento de salir en libertad. Fue entonces cuando Moshé recibió la orden por parte de HaShem de dirigirse al Faraón y exigirle «libera a Mi pueblo para que ofrezcan sacrificios ante Mí en el desierto«. Empero el Rey de Egipto se negó a liberarlos y respondió: «¿Quién es HaShem para que yo haya de escuchar Su Voz para liberar a Israel? ¡No conozco a HaShem, ni tampoco a Israel voy a liberar!» (Shemot-Éxodo 5:1-2). Posteriormente continuó obstinándose en múltiples ocasiones y rechazando la orden Divina que recibía. Sin embargo, finalmente el plan Divino es aquel que prevalece y ningún ser humano tiene la capacidad de oponerse a un Decreto Celestial, aunque se trate del líder del imperio más poderoso de la tierra. Entonces, con los mismos diez fundamentos por medio de los cuales el Eterno había creado el mundo, comenzó a desestabilizar al reino egipcio, plaga tras plaga hasta que los diez enunciados Divinos se manifestaron bajo la forma de desastres, el poderío egipcio fue destruido y los judíos salieron en libertad.

Cuando arribamos al Monte Sinaí HaShem nos reveló el significado de esos diez enunciados por medio de los Diez Mandamientos que son el fundamento de la Torá.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora