05. La costumbre de usar la conclusión de un tratado del Talmud como motivo de exención del ayuno

La mayoría de los primogénitos, en la víspera de Pesaj acostumbra participar de una ceremonia de conclusión del estudio de un tratado del Talmud inmediatamente después del rezo de Shajarit y una vez que ésta llega a su fin se trae algo de comida y todos prueban de ella. En este caso, los primogénitos tienen permitido servirse de los alimentos ya que se trata de una comida de mitzvá en la cual nos alegramos por el cumplimiento del precepto de estudiar la Torá y la conclusión de un tratado. Dado que los primogénitos quiebran su ayuno en esta comida de mitzvá, quedan exentos de continuar absteniéndose de comer.

De todas maneras, en las últimas generaciones los juristas han debatido a este respecto. Algunos adoptaron una actitud más estricta y dictaminaron que sólo quien culmina por sí mismo el estudio de un tratado del Talmud puede participar de la comida de mitzvá, pero los demás primogénitos que no están tan vinculados a la alegría de la ocasión no pueden con ella quebrar su ayuno mediante la celebración de su colega. Esto es especialmente relevante al caso de los que culminan tratados y no acostumbran celebrar comidas de mitzvá durante todo el año, así como de los primogénitos que no acostumbran participar de las celebraciones de culminación de sus amigos, y solamente previo a Pesaj se celebran culminaciones para todos los primeros hijos y parece que no vienen a alegrarse con el cumplimiento del precepto de la «Seudat Mitzvá» sino a liberarse del ayuno. Además, ocurre que muchas veces quien culmina el tratado no lo hace exactamente antes de Pesaj sino una o dos semanas antes y posterga la celebración para la víspera de la fiesta para quedar exento del ayuno mediante una comida de mitzvá. En opinión de los juristas más estrictos esta conducta no es correcta pues lo principal de la alegría tiene lugar al concluir el estudio y no al leer las últimas líneas para poder llevar a cabo una culminación en víspera de Pesaj (Teshuvá Meahavá II 261, Nodá Biehudá).

Sin embargo, la práctica aceptada es respaldarse en los juristas más flexibles que entienden que todos los participantes de la comida de mitzvá quedan exentos de ayunar, aunque durante el resto del año no acostumbren a participar de este tipo de eventos y aunque hayan pospuesto la conclusión del tratado para la víspera de Pesaj. El motivo de este dictamen es que en la práctica corresponde alegrarse ante la conclusión de un tratado del Talmud y la comida que se sirve es de mitzvá. Además, el ayuno de los primogénitos tiene su origen en la costumbre y no en un decreto obligatorio; el mismo no es mencionado ni por el Talmud ni por Rambám y algunos de los sabios medievales más importantes (Rishonim) entienden que los primogénitos no están obligados a ayunar en víspera de Pesaj, y en cada oportunidad en que nos encontramos ante una discusión de índole rabínica la postura más flexible es la que prevalece. Otro argumento es que en las últimas generaciones no estamos acostumbrados a ayunar con frecuencia y si los primogénitos van a ayunar es probable que se vean afectados los preparativos para la fiesta y en la noche del Seder van a tener prisa en terminar la lectura de la Hagadá para dar por terminado el ayuno. Solamente quien sabe que el ayuno no habrá de afectar sus preparativos para la fiesta ni su cumplimiento de los diversos preceptos en la noche del Seder podrá ser estricto consigo mismo y ayunar en la víspera de Pesaj. Esta fue la usanza del Rav Kuk y la de su hijo mi maestro el Rabino Tzví Iehuda Kuk, ambos dos primogénitos que ayunaban en la víspera de Pesaj.

Una ceremonia de conclusión de estudio en la cual todos los participantes quedan exentos de ayunar es aquella en la que se termina de estudiar un tratado del Talmud Babilonio o del Jerosolimitano o la conclusión del estudio de los seis órdenes de la Mishná, a condición de que el estudio haya implicado la cabal comprensión del texto y no solamente una simple lectura.

Esta entrada fue publicada en 13. Reglas referentes a la víspera de Pesaj y sus costumbres. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *