06- Algunas reglas de esta bendición

Dado que se acostumbra a bendecir “Leishev BaSucá” previo a la ingestión de alimentos, surgió la interrogante de cuál bendición recitar primero. Según la usanza ashkenazí y la de algunos de los sefaradíes, primero se bendice por el alimento y luego se recita “Leishev BaSucá”. Esto es así ya que por medio de la ingesta nos vemos obligados a habitar la sucá, y por ello la bendición del alimento antecede a la de “Leishev BaSucá”. No es necesario recitar la bendición por la sucá de pie. Según la usanza de algunos de los sefaradíes, es preferible recitar primeramente “Leishev BaSucá” de pie para luego tomar y bendecir por los alimentos. En esta cuestión es correcto que cada uno siga la tradición de sus padres.

Quien se olvidó de bendecir “Leishev BaSucá” al comienzo de su comida, habrá de hacerlo en medio de ésta y continuará comiendo. En caso de que se haya acordado tras haber terminado la parte más sustancial de su ingesta, si aún puede comer o beber algo más antes de decir Birkat HaMazón, que bendiga “Leishev BaSucá” y que coma o beba algo. En caso de haberse dado cuenta tras haber terminado de comer, según la opinión mayoritaria de las autoridades halájicas deberá bendecir, aunque no tenga intención de ingerir más nada (Mishná Berurá 639:48) y según la costumbre sefaradí no habrá de hacerlo (Yejavé Da’at 5:48).

Mientras la persona permanece en la sucá la bendición que recitó por habitarla sigue vigente. Aunque ingiera otra comida más, no habrá de bendecir previamente “Leishev BaSucá”. Aunque haya salido brevemente de la sucá, por ejemplo, si fue al baño, si se ausentó para traer algo o para hablar con un amigo, al regresar a la sucá no precisará volver a bendecir porque la bendición anterior sigue vigente (Mishná Berurá 639:47). Sin embargo, si la persona salió para algo importante tal como rezar o atender sus negocios, al regresar a la sucá deberá volver a bendecir. También en caso de que la salida haya sido por una cuestión no importante, si tomó más de una hora, al regresar deberá volver a bendecir (Shulján Aruj HaRav 639:13).

Quien comenzó a comer en su sucá con la intención de continuar su ingesta en la sucá de su amigo, y al recitar la bendición de HaMotzí tuvo la intención de incluir en ella a todo cuanto habrá de comer en la segunda sucá, estará exento de volver a recitar “Leishev BaSucá”. En caso de no haber tenido la intención de hacerlo, antes de salir de su propia sucá deberá recitar Birkat HaMazón y luego, en la de su amigo, deberá volver a bendecir por los alimentos que ingiera y también por habitar la sucá (en cada usanza según lo que corresponda bendecir).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora