14. ¿Qué cohanim pueden bendecir a la congregación?

https://ph.yhb.org.il/es/03-20-14/

El precepto de la bendición sacerdotal recae sobre todos los cohanim, justos y malvados por igual. Por lo tanto, un cohen que trasgredió ingiriendo alimentos prohibidos o tuvo inconductas sexuales y demás (salvo las trasgresiones que se listarán a continuación) debe subir a la tarima a bendecir. En caso de que se abstenga de recitar la bendición sacerdotal estaría sumando otra trasgresión a las ya realizadas. Tal como dijo Rambám (Hiljot Tefilá 15:6): “No se le dice a un malvado que cometa otra maldad y se abstenga de cumplir un precepto”.

Si el cohen cometió trasgresiones que alteran su carácter de tal, por ejemplo si desposó una divorciada o si no se cuida de no impurificarse con muertos, se le prohíbe subir a la tarima a bendecir. Un cohen que trasgredió cometiendo idolatría o si profana Shabat en público en señal de desafío, no puede bendecir a la congregación. En todos estos casos, si el cohen en cuestión se arrepiente y retorna a la senda del bien podrá volver a bendecir (Shulján Aruj Oraj Jaím 128 incisos 37, 40, 41 y Peninei Halajá Tefilá 20:10).

Un cohen que mató a una persona no puede recitar la bendición sacerdotal, tal como está escrito (Isaías 1:15): “Y cuando extendéis vuestras manos hacia lo alto, habré de ocultar Mis ojos de vosotros…vuestras manos llenas están de sangre” (Talmud Babilonio Tratado de Berajot 32(B)). El rol del cohen es incrementar la vida y la generosidad, tal como Aharón Hacohen que amaba la paz y la perseguía. Por lo tanto un cohen que mató, atentó contra su carácter de tal. Un cohen que atropella a alguien mortalmente, no podrá recitar la bendición sacerdotal. Los juristas debatieron respecto de si el arrepentimiento y el retorno habilitan o no para volver a bendecir. En la práctica, un cohen al que le ocurrió algo tan grave deberá acudir a su rabino para que éste le indique cómo actuar (Peninei Halajá Tefilá 20:11).

Esta entrada fue publicada en 20. Leyes referentes al rezo con "Minián". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *