10. Ollas, sartenes, fuentes que no son de loza y cubiertos

Las reglas referentes a la inmersión de utensilios en agua hirviendo o “hag´alá” fueron explicadas en el capítulo anterior. El principio general indica que el tipo de kasherización guarda relación con la forma de absorción (arriba 10:8); de todas maneras, a priori, se acostumbra sumergir todo en agua hirviendo en un primer recipiente (10:9). Previo a la inmersión se debe limpiar bien los utensilios o recipientes a ser kasherizados (10:10). Aprendimos también cómo se lleva a cabo en la práctica este procedimiento (10:12) y cómo se kasheriza una olla que por sus dimensiones resulta imposible introducirla en otra mayor (10:13).

Según el Shulján Aruj, una sartén se kasheriza para Pesaj mediante inmersión en agua hirviendo y durante el resto del año mediante exposición al calor intenso (“libún”), mientras que en opinión de Ramá, se requiere este procedimiento también para Pesaj (10:4). Una sartén de teflón no se puede kasherizar ya que se suele fritar en esta en ausencia de aceite burbujeante y muchas veces casi sin aceite, por lo que para ser kasherizada requiere de una exposición intensa a un calor incandescente (“libún jamur”) y por cuanto que no puede resistir semejante procedimiento – resulta imposible hacerlo.

Los utensilios suelen ser kasherizados mediante inmersión en agua hirviendo en un primer recipiente que está sobre el fuego a pesar de que, por lo general, absorben en grado de segundo recipiente, pues a priori, se acostumbra kasherizar todos los utensilios mediante inmersión en agua hirviendo en un primer recipiente sobre el fuego. Si bien a veces se utilizó un tenedor con alimentos que se encontraban sobre el fuego, por cuanto que exponer a este cubierto a un calor incandescente lo dañaría y además se anula en la mayoría de los otros cubiertos que no experimentaron ese uso, cabe kasherizarlo mediante inmersión en agua hirviendo (“hag´alá”) (arriba 10:9).

Esta entrada fue publicada en 11. Kasherización de la cocina para Pesaj. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *