09. El refrigerador y los armarios de la cocina

Dado que el refrigerador y los armarios de la cocina no tienen contacto con los alimentos a altas temperaturas, solamente se teme que puedan haber quedado en éstos migajas de jametz, por lo que se kasherizan mediante su limpieza. En sitios a los que resulta complicado acceder para limpiarlos y se teme que puedan haber quedado allí retenidas migajas de jametz, se vierte agua enjabonada u otro material que estropee su sabor y las haga no aptas para ser comidas por un perro.

En tiempos en los que los estantes eran confeccionados de madera natural solían exhibir ranuras y rajaduras lo cual tornaba dificultoso limpiarlos adecuadamente. Por ello, los juristas de las últimas generaciones ordenaron cubrirlos con papel o con un mantel (Mishná Berurá 451: 115). Sin embargo, en el caso de los estantes lisos como los que solemos tener en la actualidad, no se teme que pueda haber quedado sobre ellos resto alguno de jametz y por lo tanto tras una buena limpieza ya no es necesario recubrirlos con papel o un mantel.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora