09. El refrigerador y los armarios de la cocina

Dado que el refrigerador y los armarios de la cocina no tienen contacto con los alimentos a altas temperaturas, solamente se teme que puedan haber quedado en éstos migajas de jametz, por lo que se kasherizan mediante su limpieza. En sitios a los que resulta complicado acceder para limpiarlos y se teme que puedan haber quedado allí retenidas migajas de jametz, se vierte agua enjabonada u otro material que estropee su sabor y las haga no aptas para ser comidas por un perro.

En tiempos en los que los estantes eran confeccionados de madera natural solían exhibir ranuras y rajaduras lo cual tornaba dificultoso limpiarlos adecuadamente. Por ello, los juristas de las últimas generaciones ordenaron cubrirlos con papel o con un mantel (Mishná Berurá 451: 115). Sin embargo, en el caso de los estantes lisos como los que solemos tener en la actualidad, no se teme que pueda haber quedado sobre ellos resto alguno de jametz y por lo tanto tras una buena limpieza ya no es necesario recubrirlos con papel o un mantel.

Esta entrada fue publicada en 11. Kasherización de la cocina para Pesaj. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *