04. El horno

A los efectos de poder kasherizarlo, es menester primeramente limpiarlo concienzudamente y luego tenerlo encendido en su máxima temperatura durante media hora. Las asaderas o torteras son más difíciles de kasherizar ya que absorbieron mediante exposición al calor requiriendo entonces ser expuestas a un calor intenso (“libún jamur”), y dado que este procedimiento las ha de dañar no se kasherizan (ver arriba 9:7). Por ello, es necesario comprar asaderas o torteras especiales para Pesaj y las de todo el año se deben lavar bien y guardarlas junto a los demás utensilios jametz. Quien carece de asaderas o torteras especiales para Pesaj puede usar desechables de aluminio y, junto con el horno, que kasherice también la rejilla interior que las habrá de sostener.

En el caso de los hornos modernos que se limpian por sí mismos a una temperatura de 500° Celsius, estos no requieren de limpieza previa a la kasherización pues este procedimiento es equiparable a una exposición intensa al calor (“libún jamur”) y es suficiente para tornarlo apto para Pesaj.

[1] de la cocina o estufa a gas, la cocina eléctrica y la cocina o estufa cerámica

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora