08. La mesa sobre la cual se come

En el pasado se solía kasherizar la mesa sobre la cual se comía mediante el vertido de agua hirviendo, y hubo quienes adoptaban una actitud más estricta y vertían agua hirviendo sobre una piedra a alta temperatura («even melubenet») para que de esa manera la kasherización sea la adecuada como para un primer recipiente. Pero nuestras actuales mesas son delicadas por lo que semejante procedimiento las dañaría, las hincharía o causaría el desprendimiento de su cobertura.

Por ello, lo principal es limpiar bien la mesa y cubrirla de nylon o papel para de esa manera generar una separación permanente entre esta y tanto los utensilios como los alimentos de Pesaj. Además, sobre esta mesa recubierta corresponde colocar un mantel. Asimismo, es bueno abstenerse de colocar ollas que hierven directamente sobre esta mesa.

Los manteles que se usaron durante todo el año con alimentos jametz se kasherizan mediante su lavado en la máquina de lavar.

Quienes deseen amasar durante Pesaj deben preparar superficies especiales para ese propósito pues es sumamente difícil kasherizar mesas para este fin.

En el caso de una mesa sobre la cual durante todo el año no se colocan alimentos jametz calientes y carece de ranuras o rajaduras – alcanza con limpiarla bien y no es necesario recubrirla.

Esta entrada fue publicada en 11. Kasherización de la cocina para Pesaj. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *