14. Objetos de vidrio

En tiempo de los sabios medievales (Rishonim) se despertó una polémica respecto de los utensilios de vidrio, pues como se trata de un material duro y de superficie lisa, aunque entren en contacto con alimentos calientes no absorben ese sabor, por lo que si utensilios de vidrio fueron empleados con alimentos jametz o sustancias prohibidas alcanza con lavarlos bien para poder usarlos con los alimentos de Pesaj o bien, los que estén permitidos (Rabía, Rosh, Rashbá, Ran, Shulján Aruj 451:26).

Por otra parte, están los juristas que entienden que como el vidrio se elabora a partir de arena al igual que la loza, aunque en la práctica no absorba, los utensilios elaborados sobre esta base entran en la categoría de los de loza y no son kasherizables. En caso de haber sido utilizados con alimentos jametz calientes no hay posibilidad de habilitarlos para Pesaj (Rabenu Iejiel, Samag, Rabenu Peretz, Tefilat Haderej, Ramá).

Hay sabios medievales que adoptaron una postura intermedia y entienden que un objeto de vidrio no se asemeja a uno de metal, y por lo tanto si fue utilizado con alimentos jametz que estaban a temperatura de ebullición debe ser kasherizado mediante inmersión en agua hirviendo (“hag´alá”) (Rambám, Or Zarúa, Shibolei Haleket). En términos generales la mayoría de los rabinos sefaradíes adopta a este respecto una actitud más flexible y la mayoría de los ashkenazíes una más estricta.

En la práctica, a priori, en Pesaj es mejor no usar un utensilio de vidrio que fue utilizado para jametz y en caso de gran necesidad se puede kasherizar mediante inmersión en agua hirviendo. En el caso de quien proviene de una familia en la cual se acostumbró a adoptar la opinión más flexible – puede continuar actuando de esa manera.

Esta entrada fue publicada en 11. Kasherización de la cocina para Pesaj. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *