10) Leyes referentes a la incorporación a un «Zimún» – en qué comidas y cuando

Siete personas que ingirieron pan y tres que comieron junto a estos «kazait» de frutas o verduras o incluso bebieron una cantidad equivalente a un «reviít» de cualquier bebida salvo agua – se suman al «Zimún» de diez pues estos tres quedan incluidos en la frase » que de lo Suyo hemos comido» y en su mérito será invocado el Nombre Divino. Si solamente seis ingirieron pan, dado que estos no conforman una mayoría significativa recitarán «Zimún» sin recordar el Nombre Divino (Shulján Aruj 197:2).

Los sabios medievales debatieron respecto del «Zimún» de tres personas. Según Rambám solamente si tres personas comieron pan se suman al «Zimún». En opinión del Rif aunque dos hayan comido pan y el tercero «mezonot», este último se suma al «Zimún». Según el Rosh, aunque el tercero solamente ingiera frutas, verduras o alguna bebida que no sea agua – se suma al «Zimún». En la práctica, si dos personas comieron pan, a priori habrán de pedirle al tercero que coma con ellos pan o al menos «mezonot», y a posteriori, aunque haya también comido con ellos frutas o verduras o si bebió una bebida nutritiva habrán de recitar «Zimún» con él (Shulján Aruj 197:3).

Quienes se suman deben tener cuidado en recitar la bendición final por lo que ingirieron después del «Zimún», y si se equivocaron y la recitaron antes del «Zimún» – ya no podrán sumarse a este. Por supuesto que quien recita el «Zimún» debe ser uno de los que ingirió pan.

¿Hasta cuánto tiempo después, dos personas que ingirieron juntas pan pueden sumar a un tercero para el «Zimún»? Mientras no decidieron dar por terminada su comida y todavía se encuentran en un estado en el cual de traerse a la mesa un alimento que a ellos les gusta de sobremanera comerían del mismo aunque sólo sea algo. Esto se debe a que en una situación de este tipo se considera que no terminaron de comer por completo y en caso de llegar una tercera persona, si los dos comensales no tienen prisa, es preceptivo que esperen a que el tercero coma y pueda sumarse al «Zimún». Si bien en la práctica los dos primeros no habrán de comer junto al tercero, dado que podían haberlo hecho y habrán de esperarlo hasta que éste coma, se suman los tres para el «Zimún» (Shulján Aruj 197:1).

Esta entrada fue publicada en Capítulo 05 - La convocatoria para bendecir: el "Zimún". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *