09) La incorporación de un niño al «Zimún»

Los sabios medievales y los de las últimas generaciones (ajaronim) debatieron respecto de si un niño se suma o no al «Zimún» (Beit Iosef 199:10).

En la práctica, según la costumbre de los ashkenazíes no se suma al niño para el «Zimún» y solamente a partir de que este llega a la edad de trece años se lo puede incorporar (Ramá 199:10).

Según la costumbre de los sefaradíes se suma al niño para el «Zimún» a condición de que entienda a quién se está bendiciendo y tenga al menos seis años. Por lo tanto, si comieron juntos dos adultos y un niño que entiende a quién se bendice, uno de los adultos habrá de recitar el «Zimún». Si comieron nueve adultos y un niño que entiende a quién se bendice, el adulto que recita el «Zimún» habrá de recordar el Nombre de D´s (Rabí Itzjak Bar Shehshet 451 tal como es citado por el Beit Iosef, Shulján Aruj 199:10).

Esta entrada fue publicada en Capítulo 05 - La convocatoria para bendecir: el "Zimún". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *