12) Quién participó del recitado de un «Zimún», ¿podrá sumarse a otro?

Tres personas que comieron juntas y una de estas deseó recitar «Birkat Hamazón» y retirarse y sus amigos aceptaron sumársele al «Zimún», en caso de que luego llegue otra persona y coma con ellos y desee recitar «Zimún», no podrán sumársele por cuanto que ellos ya cumplieron con su deber de recitar «Zimún» y no se puede recitarlo dos veces en una misma comida.

Empero si una persona se suma a sus dos compañeros que deseaban retirarse y recitó junto a ellos «Zimún» y luego llegaron otros dos y comieron junto a él, podrá sumárseles a los efectos de recitar «Zimún», por cuanto que hay dos personas que aún no cumplieron con su deber de recitarlo y pueden entonces sumar a un tercero que comió junto a ellos. Empero esta persona que ya recitó el «Zimún» no puede ser quien guíe su recitado porque ya cumplió previamente con su deber. De esta forma, la persona que ya recitó «Zimún» puede sumarse a dos nuevos comensales, y luego a otros dos sucesivamente de manera ilimitada. Siempre que haya in situ dos personas que aún no cumplieron con el precepto de recitar «Zimún» – esta persona puede comer junto con ellas un volumen equivalente a un «kazait» y a pesar de ya haber cumplido con su deber puede sumarse a un nuevo «Zimún» (Mishná Berurá 200:9).

Cuando diez personas comieron juntas y parte de ellas terminaron de comer y piden a quienes continúan haciéndolo que se les sumen al «Zimún» que incluye el recordatorio del Nombre Divino, tal como ya aprendimos en la halajá 3, si quienes terminaron de comer son la mayoría – la minoría se les debe sumar. Si quienes terminaron son minoría, la mayoría no está obligada a sumárseles, empero sería una acción piadosa de su parte el hacerlo. De todas maneras, cuando quienes están aún en medio de la comida se suman al «Zimún» de diez y luego continúan comiendo – podrán recitar «Zimún» al final de su comida sin mencionar el Nombre Divino, ya que por haberse sumado a un quorum de diez para recordarlo no perdieron el derecho de recitar «Zimún» para sí al final de su comida. Incluso en caso de haber quedado diez, no habrán de recitar «Zimún» mencionando el Nombre Divino pues ese precepto ya lo cumplieron y no se puede cumplir con él dos veces en una misma comida.

Si allí se sumaron cinco que todavía no recitaron «Zimún» y junto a quienes ya lo hicieron mencionando el Nombre Divino suman diez, y comieron junto a estos un «kazait» suplementario, los cinco nuevos tienen el deber preceptivo de recitar «Zimún» mencionando el Nombre Divino. Aunque no sean la mayoría del quórum, de todas maneras, a los efectos de recordar el Nombre Divino en el «Zimún» no hay necesidad que sean mayoría, sino que alcanza conque no sean minoría, siempre y cuando quien dirige el recitado del «Zimún» sea uno de los cinco nuevos (Mishná Berurá 200:9).

Esta entrada fue publicada en Capítulo 05 - La convocatoria para bendecir: el "Zimún". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *