07. Orden de precedencia.

En el pasado se acostumbraba en los países de Ashkenaz que sólo uno recitaba el «Kadish«, y en caso de que varios necesitaban hacerlo, se establecía un orden de precedencia entre los diferentes casos. Mas hoy en día, tanto ashkenazíes como sefaradíes acostumbran a que todos los que necesitan recitar «Kadish» lo hagan al unísono. Inclusive, si de esto resulta que todo el público necesita recitar «Kadish» y no haya quien responda «Amén», no se trataría de un impedimento si bien, a priori, es bueno que haya aunque sea dos personas que respondan «Amén» (Kaf HaJaím 55:31). Cuando dos o más recitan «Kadish«, es bueno que traten de hacerlo al unísono palabra por palabra y para esto es bueno que los que recitan se paren juntos. Si la sinagoga es muy grande y les es difícil juntarse en un sitio, se permite, a posteriori, que cada uno recite en su sitio y quienes los rodean le respondan «Amén».

Cuando hay dos dolientes que saben oficiar y son ambos dos queridos por la comunidad, se debe de aplicar el orden de preferencias. Esta es la regla: quien está en los primeros siete días del luto precede a quien está en los primeros treinta, quien se encuentra en los primeros treinta días antecede a quien está en el primer año. El día del aniversario equivale al luto de los primeros treinta días. En caso de que haya dos dolientes con igual precedencia, que se repartan los servicios o que se repartan el servicio de «Shajarit», tal que uno recite la parte principal hasta pasado el «Tajanún» y el segundo desde «Ashrei» (salmo 145) hasta el final del servicio, y al día siguiente que se cambien (Beur Hahalajá 132, artículo Kadishín).

Esta entrada fue publicada en 04. El oficiante (jazán) y el "Kadish" de los que están de duelo.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *