02. La mayoría de los juristas opinan que las mujeres están preceptuadas de rezar Shajarit y Minjá.

Nuestros sabios dijeron en la Mishná (Berajot 20:2) que las mujeres tienen el deber de rezar y según la opinión de la mayoría de los juristas este deber aplica a hombres y mujeres por igual. De los tres rezos diarios que establecieron nuestros sabios, Shajarit, Minjá y Arvit, los dos primeros son obligatorios y el tercero opcional. Con el correr del tiempo, los hombres asumieron el compromiso de rezar a diario también Arvit y por lo tanto para éstos, hoy día, Arvit ya no es opcional sino preceptivo. Sin embargo las mujeres no asumieron ese compromiso, y por lo tanto Arvit sigue siendo opcional para éstas.

Aparentemente, si seguimos la regla de que «las mujeres están exentas de los preceptos positivos a los cuales se les asigna un tiempo fijo», ellas  deberían éstas estar exentas de todo rezo pues se trata de un deber vinculado con el tiempo; por ejemplo, la de Shajarit se debe recitar de mañana y la de Minjá por la tarde. Empero, dado que el rezo tiene por cometido pedir piedad ante Hashem y las mujeres deben hacerlo igual que los hombres, los sabios establecieron que el deber de rezar es para ambos géneros por igual y por lo tanto las mujeres están preceptuadas de rezar tanto Shajarit como Minjá.

También en Shabat y fiestas («Iamim Tovim«) las mujeres deben rezar Shajarit y Minjá. La razón de esto deviene a que si bien en la Amidá de estos días se omiten las trece bendiciones centrales que concentran el principal pedido de piedad, en la versión sabática y festiva de la Amidá hay suficientes pedidos de misericordia Divina; por ejemplo: «conságranos con Tus preceptos y danos una porción en Tu Torá, cólmanos de Tu bien y regocija nuestras almas con Tu redención…» etc.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos