06. Qué hacer en caso de omisión de un rezo por olvido.

https://ph.yhb.org.il/es/03-13-06/

La mujer que acostumbra un rezo al día y no alcanzó a hacerlo hasta el mediodía y se le pasó el horario de Shajarit (tal como se explicó arriba 8:1), que espere media hora y rece Minjá. Si no alcanzó a rezar Minjá y se puso el sol, que rece Arvit.

Quien acostumbra a rezar diariamente Shajarit y Minjá recae sobre ella la regla de los rezos compensatorios (“Tefilat Tashlumín”) por lo que si se olvidó de rezar Shajarit que rece Minjá dos veces, la primera para cumplir con el deber de Minjá y la segunda para compensar el Shajarit perdido.

Si se olvidó de rezar Minjá y acostumbra a rezar Arvit que complete Minjá tras rezar Arvit. Si no acostumbra a rezar Arvit, de así quererlo podrá rezar Arvit para posteriormente recitar un rezo suplementario compensatorio por Minjá. Empero no está obligada a hacerlo ya que como no acostumbra a rezar Arvit no tiene necesidad de alterar su costumbre, y como no ha de rezar Arvit no necesita recitar un rezo compensatorio por Minjá. Después del rezo de Shajarit es claro que no podrá completar el de Minjá, ya que nuestros sabios dispusieron que el rezo compensatorio sea únicamente por el inmediatamente anterior, empero si ya pasó el horario del rezo posterior al perdido no se puede ya completar (Peninei Halajá Tefilá 18:9).

En el caso de una mujer que haya olvidado rezar Minjá en víspera de Shabat y quiere completarla después de Arvit de Shabat, debe recitar este último rezo nuevamente (Peninei Halajá Tefilá 18:10).

Es importante que el rezo compensatorio sea posterior al rezo obligatorio que se corresponde con su hora. Si alguien tuvo la intención de que el primer rezo sea el compensatorio y sólo el segundo el que corresponde a la hora, el primero no tuvo efecto como tashlumin y debe rezar una tercera vez para cumplir con la plegaria compensatoria (ídem 18:8).

Entre el rezo obligatorio y el compensatorio se debe esperar el lapso que se demora en dar cuatro pasos. A posteriori, aquella mujer que necesitaba compensar el rezo de Shajarit y olvidó hacerlo inmediatamente después de rezar Minjá, mientras no haya pasado el horario de este último rezo y por ende no se haya puesto el sol podrá rezar tashlumín por Shajarit (ídem).

El rezo de Musaf carece de tashlumín  ya que este tipo de ofrendas no se sacrificaba sino durante el mismo día. Por lo tanto, quien se olvidó de rezar Shajarit en un día en el que también se reza Musaf, no necesita rezar la primera tras la segunda sino únicamente después de Minjá (ídem 18:9)

El rezo compensatorio o tashlumín fue establecido para el caso de aquella mujer que no rezó por razones de fuerza mayor o por descuido. Sin embargo quien no rezó intencionalmente no puede compensar la plegaria perdida (ídem).

La mención y el pedido de lluvias.

Esta entrada fue publicada en 13. Errores, olvidos y menciones.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *