Prólogo del Rabino Eliezer Melamed

Agradezco a D´s que me concedió el mérito de poder estudiar y enseñar Torá tanto en la Yeshivá como en la localidad de Har Berajá. Su generosidad para conmigo ha sido especialmente notoria ya que a pesar de las dificultades y la tensión que nos rodean, amén de los ataques de que somos objeto por parte de nuestros enemigos, me ha otorgado las energías para continuar en mi esfuerzo del estudio de la sagrada Torá, su enseñanza, su pública difusión y la escritura de sus diferentes halajot.

(el siguiente párrafo lo omití porque nosotros no traducimos las notas al pie de página)

Tengo una gran gratitud para con mi padre y maestro, el Rabino Zalman Baruj Melamed Shelit»a decano de la Yeshivá de Bet El y rabino de esa localidad, hacia mi madre y maestra y a mi querida esposa. Quiera D´s que las palabras de la Torá no se aparten nunca de nuestras bocas ni de las de nuestros hijos. Un agradecimiento suplementario al Rabino Yaakov Katz («Kátzale») director general de las instituciones de Bet El, Har Berajá y Arutz Sheva; y junto a él quiero agradecer también al director de la Yeshivá de Har Berajá el Rabino David Saada. D´s les prodiga en vigor para que tengan éxito y colme los deseos de sus corazones para bien.

Quiero asimismo agradecer a los residentes de Har Berajá y a los alumnos de la yeshivá ya que a lo largo de las clases que compartimos junto a ellos se fueron elaborando y decantando los diferentes temas que son objeto del presente libro, por lo que ellos también son partícipes de su redacción. Quiero mencionar también la labor del Rabino Shlomi Badash y su esposa Avital, del Rabino Sultanovich, del Rabino Ionadav Zer, del Rabino Gad Aloí y Gur Galón que revisaron el libro y realizaron sus pertinentes y sabias observaciones.

En virtud de lo propuesto por quienes estudiaron de este libro, se llevaron a cabo algunas correcciones y modificaciones en su segunda edición: a) los versículos hebreos fueron escritos con su puntuación, b) los capítulos fueron numerados con letras para diferenciarlos de la numeración de las observaciones a pie de página; c) fueron corregidos una serie de errores de imprenta de la edición; d) fueron agregadas una serie de halajot como en el caso de la casherización de una hornalla eléctrica o cerámica, de un termo etc. De todas maneras, la compaginación no ha sido modificada para que la segunda edición hebrea sea similar a la primera; e) si bien me esforcé en explicar bien los diferentes temas, vi que en algunos lugares es conveniente modificar levemente la sintaxis de la frase, para que así la halajá gane en claridad. Sin embargo, a D´s gracias, incluso tras haber impreso decenas de miles de libros no me topé con una observación o comentario que justifiquen cambiar algo de las halajot editadas.

Eliezer Melamed 5764

 

 

Desde la segunda edición pasaron ya trece años y ya estamos en la quinta. En cada una de las ediciones fueron agregados temas nuevos que el devenir del tiempo fue presentando. La presente edición es aquella en la cual se agregaron más temas y corresponde mencionar algunos: la venta de «jametz» por internet (6:4), el quinoa (9:4), una explicación detallada de la ingestión de las cuatro copas de vino (16:7). Asimismo, agregamos una explicación pormenorizada de la lógica de la casherización de utensilios mediante agua hirviendo poniendo énfasis en los sabores adheridos a las paredes de los utensilios; y otros temas. Sin embargo, a D´s gracias, a pesar del gran número de eruditos que debaten sobre temas de halajá, no me vi en la necesidad de modificar cuestiones de este tipo. Si bien realice algunos pequeños cambios en la presente edición, quienes posean ediciones anteriores no necesitan adquirir ésta.

Eliezer Melamed 5778

Esta entrada fue publicada en Prólogo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *