14 – El establecimiento de un «Eruv» condicional para todos los habitantes de una localidad

https://ph.yhb.org.il/es/01-30-14/

Se permite colocar un «Eruv» en forma condicional. Por ejemplo, quien sabe que en Shabat habrán de llegar dos sabios a disertar en dos poblados de una misma región y todavía no decidió a cuál conferencia desea asistir, si al poblado que se encuentra al oriente o al que se encuentra al occidente del suyo o si preferirá quedarse en su casa, habrá de colocar un «Eruv» en el lado oriental y otro en el occidental y habrá de condicionar para sus adentros que en Shabat decidirá cuál de las dos habrá de ser su «área sabática». Una vez que haya decidido cuál habrá de ser su área, no podrá salir de la misma. Si aún no decidió pero comenzó a caminar según un área determinada, el andar implica una decisión y establece el área y ya no podrá cambiarla por otra (Talmud Babilonio Tratado de Eruvín 82(A), Shulján Aruj 413:1, Mishná Berurá 8).

Una persona puede voluntarizarse y colocar un «Eruv» para los habitantes de un poblado, para lo que habrá de declarar: «Bezé HaEruv Ihié Mutar Lejol Bnei Hamakóm Veorjeihem Leilej Mimakom Zé Alpaim Amá Lejol Ruaj» («Mediante este «Eruv» todos los habitantes de esta localidad y sus huéspedes podrán caminar desde éste dos mil codos en cualquier dirección»). Todo aquel que sabía de la existencia del «Eruv» antes del inicio del Shabat y aunque no decidió aún establecer su alojamiento en ese sitio, si decide luego que quiere caminar en esa dirección podrá acogerse a él. Empero, quien no sabía de la existencia del «Eruv» antes de iniciarse el Shabat no podrá acogerse a él (Shulján Aruj 413:1).

Si los habitantes de una localidad son numerosos y no pueden colocar alimento suficiente para dos comidas para cada uno de ellos, pero se sabe que al menos unas veinte personas querrán acogerse al «Eruv», se podrá colocar alimento suficiente para dos comidas de veinte personas y se habrá de declarar «Bezé HaEruv Ihié Mutar Lejol Mi Sheirtzé Leilej Mimakom Zé Alpaim Amá Lejol Ruaj Bemeshej Kol Shabatot Hashaná» (Mediante este «Eruv» todo aquel que así desee podrá caminar desde este sitio dos mil codos en cualquier dirección durante todos los sábados del año»). De esta manera, los interesados podrán acogerse al «Eruv» a condición de que sepan de su existencia en vísperas del Shabat (Shulján Aruj 413:1, Beur Halajá ‘לכל אחד’). Consideramos que cuando es claro que alguien habrá de acogerse al «Eruv» colocado, se debe de recitar la bendición correspondiente por éste, pero en caso de duda no se habrá de recitar.

Sin embargo, quien colocó un «Eruv» sin establecer condiciones, su área de pernocte se establece según éste y no podrá establecer su área de acuerdo a la ubicación de su hogar.

***

Quiera HaShem que tengamos el mérito de recibir el Shabat con alegría, cuidarlo como corresponde de acuerdo a la halajá y santificarnos en este día con el recuerdo de la fe, dedicarnos en él al estudio de la Torá y deleitarnos con su descanso y sus comidas. Que el alma que anida en nosotros ilumine con su doble luz y que esta se irradie a los demás días de la semana. Que desde el área sabática se expanda la bendición a todas nuestras acciones y podamos acceder a la redención completa prontamente en nuestros días.

Esta entrada fue publicada en 30. Las "áreas ("tjumim") del Shabat". Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *