11 – Reglas de cómo bañarse

Está permitido usar jabón líquido tanto en Shabat como en Yom Tov. Sin embargo, con respecto al jabón sólido (en barra) o muy espeso, muchos juristas solían adoptar una actitud estricta en virtud de dos motivos: El primero es que el uso del jabón sólido se asemeja a la labor de alisar o memajek, pues al usarlo se alisa su superficie y al emplear jabón espeso lo untamos sobre la mano y el cuerpo (Mishná Berurá 326:30). El segundo motivo es que el uso de jabón se asemeja a crear algo nuevo, pues con el uso, el jabón sólido o el espeso se tornan líquidos como el agua (Ben Ish Jai Halajot Segundo Año Itró 15). Si bien por el fundamento de la norma y según la opinión mayoritaria de los juristas esto no es una prohibición, la mayoría de los judíos acostumbran a ser estrictos en ello y no emplean ni jabón sólido ni muy espeso. Quienes adoptan una actitud más flexible tienen en quien respaldarse.

Un jabón espeso que al ser colocado sobre una superficie se expande hacia los lados entra en la categoría de líquido y se puede utilizar conforme todas las opiniones, y aunque se dude, se puede adoptar una actitud flexible (Pninei Halajá Shabat 14:6).

Está permitido lavarse la cabeza con champú y acondicionador. Durante el lavado hay que tener cuidado de no arrancar cabellos. Una mujer de cabello largo que acostumbra a peinarlo después de bañarse, es preferible que no se lave la cabeza en Shabat o Yom Tov para no incurrir en la prohibición de la Torá de peinar (siruk) (Pninei Halajá Shabat 14:3). Quien tenga mucha necesidad de lavarse la cabeza y sabe con certeza que tras hacerlo no incurrirá en la acción de «peinar» – podrá lavar su cabello en Yom Tov.

Además, corresponde advertir que durante el lavado de la cabeza y la barba no se debe escurrir el cabello porque al extraer del cabello el agua y el jabón se incurre en la acción de «exprimir» que se deriva de la labor de «trillar». No obstante, se permite secar el cabello con una toalla, por cuanto que no estamos interesados en el agua que sale del cabello y se absorbe en la toalla y entonces no se incurre en la prohibición de «exprimir» (Pninei Halajá Shabat 14:8).

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora