01 – Encendido del fuego

Según la Torá está permitido encender fuego a los efectos de preparar alimentos para la comida festiva (arriba 3:2), empero los sabios prohibieron encender un fuego nuevo en Yom Tov (Mishná Tratado de Beitzá 33(A)) pues crear algo nuevo se asemeja a la realización de una labor. Si bien el fuego es necesario para cocinar y hornear los alimentos festivos, dado que es posible encenderlo en la víspera de la festividad y utilizarlo durante la misma, los sabios prohibieron encender un fuego nuevo en este día (Talmud Babilonio Tratado de Beitzá 33(A) y (B), Rambám 4:1, Rashbá, Shulján Aruj HaRav 502:1, Mishná Berurá 1). La prohibición incluye también el encendido de fuego tanto por medio de un fósforo como por medio de una lámpara eléctrica (adelante halajá 4).

A pesar de que está prohibido encender un fuego nuevo en Yom Tov, sí está permitido intensificar un fuego ya existente agregando leña. Si el fuego fue encendido con gas o querosene, está permitido incrementar el fuego agregando o aumentando el suministro del combustible en cuestión. En caso de resultar necesario encender una flama suplementaria para cocinar alimentos, se puede encender una cerilla del fuego ya existente y por su intermedio prender un nuevo fuego. Un hierro o un filamento que se enrojeció por efecto del intenso calor se los considera como fuego, asimismo, una brasa caliente que ya no está al rojo vivo se considera también como fuego y de este se puede encender un fósforo sin que se lo considere un fuego nuevo.

Dado que la prohibición de encender fuego en Yom Tov tiene origen rabínico y no en la Torá, a los efectos de cumplir con un precepto o en caso de gran necesidad está permitido pedir a un gentil que lo haga. Por ejemplo, cuando las velas se apagan y las personas que habitan el hogar se encuentran sumidas en la oscuridad, siendo que no hay allí un fuego preexistente del cual se pueda encender una vela que les permita comer con luz – se le puede pedir a un gentil que encienda velas o una lámpara eléctrica. Asimismo, cuando arrecia el frio – se le puede pedir a un gentil que encienda una estufa eléctrica.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos

Conjunto de libros Peninei Halajá en español /11 volúmenes
Ordenar ahora