05. ¿Cuándo debe recitar las bendiciones matinales quien se levanta en la mitad de la noche?

A priori, se deben recitar las bendiciones matinales lo más contiguo posible al momento de levantarse no siendo necesario esperar a  que aclare o despunte el alba para hacerlo. Por lo tanto, quien se levanta antes de que despunte le alba para estudiar Torá, trabajar, o cualquier otro objetivo, debe recitar las bendiciones matinales inmediatamente después de incorporarse. Empero, antes de la medianoche no se han de recitar, y por lo tanto, quien se levanta antes de ese tiempo, ha de esperar hasta pasada la medianoche para poder recitar las bendiciones matinales. Quien las recitó antes de ese tiempo, no cumplió con su deber (Mishná Berurá 47:31, Kaf HaJaím 29).

Quien se levanta pasada la medianoche por unas horas, y planea volver a acostarse a dormir hasta el horario de Shajarit (como en el caso de un soldado que se levanta pasada la medianoche para ir a una guardia y piensa luego volver a dormir) debe recitar las bendiciones matinales después de su incorporación principal. Si para la persona en cuestión, la primera vez que se levantó es la principal, y lo que duerme posteriormente lo considera como una siesta en la mitad del día, ha de recitar entonces las bendiciones matinales. Empero, si considera que la incorporación principal es la segunda oportunidad en que se levanta, habrá de recitar entonces las bendiciones. De acuerdo a la costumbre de los cabalistas, si la primera vez que la persona se levantó fue pasada la medianoche, habrá de recitar entonces las bendiciones. Si no las recitó tras esta primera vez lo hará tras la segunda.

Respecto de las bendiciones de la Torá, la mayoría de los juristas opina que son equiparables a las bendiciones por el cumplimiento de preceptos, y por lo tanto se deben recitar cada vez que la persona se levanta en la noche de su descanso nocturno («sheinat keva»). Hay quienes acostumbran a recitarlas una sola vez, tras su principal incorporación, junto con todas las demás bendiciones matinales (ver en las leyes de la bendición por la Torá 10:6).

Esta entrada fue publicada en 09. Las bendiciones matinales ("Birkot Hashajar"). Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *