04. ¿Qué tipo de estudio requiere bendición previa?

Previo al estudio de cualquiera de las secciones de la Torá  es menester recitar la bendición (Shulján Aruj Oraj Jaím 47:2). Por lo tanto, una persona que en determinado día tenía planificado estudiar únicamente Midrash o Halajá deberá recitar al principio del día la bendición previa. Esto se debe a que toda la Torá, tanto la Escrita como la Oral, tanto en el área legal (Halajá) como en la filosófica (Majshavá), fueron reveladas a Moshé en Sinai (Talmud Jerosolimitano Tratado de Peá 2:4).

Los juristas debatieron respecto de si es o no necesario recitar la bendición, en caso de haber pensado (leharher) sobre algún tema de la Torá. Por ejemplo, quien se despierta por la mañana y quiere meditar sobre cuestiones de Torá, en opinión de la mayoría de los juristas no precisa recitar la bendición, si bien hay quienes lo objetan. A los efectos de salir de toda duda, es mejor que quien se despierte y quiera reflexionar sobre Torá, que recite las bendiciones correspondientes y diga un versículo, para luego sí meditar sobre ésta. En el caso de quien se despierta en medio de la noche y piensa seguir durmiendo mas quiere reflexionar un poco sobre Torá hasta dormirse, no necesita previamente recitar las bendiciones.

Quienes escuchan canciones con contenido religioso al despertarse, por cuanto que no tienen la intención de estudiar, no precisan recitar previamente  las bendiciones por la Torá.

Se pueden recitar las bendiciones matinales y por la Torá de pie, sentados, acostados o mientras se camina. Hay quienes son cuidadosos en recitarlas de pie o mientras caminan, mas no sentados ni acostados.

Esta entrada fue publicada en 10. La bendición por la Torá. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *