01. Saludar previo al rezo.

A partir de que despuntó el alba está prohibido ir a la casa de un amigo, padre o maestro y saludarlo. Si lo hizo, los considera a estos superiores al Creador pues antes de presentarse y agradecer al Eterno por un nuevo día se presentó ante ellos (Talmud Babilonio Tratado de Berajot 14(A)).

Si al pasar por la puerta de la casa de uno de estos, por cuestiones de educación o modales, corresponde que entre a saludar, se les puede dirigir los «buenos días» pero no se les ha de decir «Shalom», puesto que éste es uno de los nombres de D´s y no se debe honrar a un ser humano con un Nombre Divino antes del rezo (Shulján Aruj Oraj Jaím 89(B)).

En caso que lo encuentre en el camino, por cuanto no existió previamente intención de saludarlo, la mayoría de los juristas consideran que se le puede decir «Shalom». Otros juristas consideran que también en este caso se pueden dar los «buenos días» pero no se puede saludar con «Shalom» para que así la persona recuerde que aún no rezó y no se demore en conversaciones mundanas antes del servicio de Shajarit, siendo esta la manera procedente de actuar (ver Mishná Berurá 89:16).

Quien camino a la sinagoga se encuentra a un amigo que ya terminó de rezar y le dice «Shalom», éste le podrá responder con el mismo vocablo aunque todavía no haya rezado (Mishná Berurá 89:16).

La prohibición se centra en no anticiparse y pasar por la casa de un amigo, un padre o un rabino en señal de respeto, empero si es para cumplir con un precepto está permitido. Por lo tanto, si un padre necesita ser acompañado a la sinagoga se puede pasar primero por su casa para llevarlo y a priori se le saluda con «buenos días» mas no con «Shalom».

Asimismo, si los padres de una persona están por viajar, y dada la mitzvá de  honrarlos debe acompañarlos o ayudarles, en caso de que si se espera a que concluya el rezo público sus padres ya habrán viajado, habrá de recitar primeramente las bendiciones matinales para luego llevarlos al aeropuerto y recién después habrá de rezar (su padre rezará en el avión). Lo mismo ocurre con quien tiene que ir al aeropuerto a recibir a sus padres.

Esta entrada fue publicada en 12. Antes de Shajarit. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *