03. Las reglas de la indumentaria a vestir, a priori, durante el rezo.

Una persona debe prepararse antes del rezo, temer reverencialmente ante Su magnificente Presencia y regocijarse por estar a punto de presentarse ante el Rey de Reyes y orar. Esta actitud debe reflejarse también en la indumentaria, debiendo ser ésta decorosa y digna de quien se presenta ante el Rey.

Las reglas que rigen la indumentaria para rezar son diferentes de las establecidas para las cuestiones vinculadas a la santidad. En cuestiones de santidad tales como el recitado del Shemá y bendiciones, se pueden recitar mientras las partes púdicas estén tapadas (Shulján Aruj Oraj Jaim 74:6); pero en lo referido a la Amidá la regla es distinta ya que como la persona se presenta ante el Rey Bendito Sea debe lucir de modo honorable (Shulján Aruj 91:1). En el caso de las mujeres, toda vestimenta que se atiene a los parámetros del recato es apta para rezar.

A priori, la persona habrá de vestir ropas dignas, a los efectos de que no honre menos a D´s que a las personas, y así como la persona es meticulosa en vestirse adecuadamente antes de encontrarse con gente importante, de la misma forma debe lucir (cuanto menos) a la hora de rezar. Quien va a entrevistarse con el rey una sola vez en su vida viste su mejor ropa, mientras que quien se reúne a diario con éste cuida que su indumentaria sea digna y adecuada a su rango y función, mas no viste a diario su mejor vestimenta. De la misma manera nosotros, al rezar nos asemejamos a quien se reúne con el Rey tres veces al día y por ende se viste adecuadamente mas no con su mejor ropaje, el cual se reserva para Shabat, días de fiesta o alegrías vinculadas al cumplimiento de un precepto.

Índice de halajot en el capítulo

Índice de capítulos