04. La indumentaria apropiada para rezar.

Si bien a priori es menester vestir ropa digna para rezar, cuando es complicado cambiarse de indumentaria  se puede orar con vestimenta común siempre y cuando sea decorosa. Por lo tanto, aquella mujer que está abocada a las labores domésticas, tiene a sus niños a su cargo y carece del tiempo para cambiarse de vestimenta y rezar, podrá hacerlo con su indumentaria común o envuelta en una bata bonita con la que anda por su casa, ya que si no se avergüenza de abrir la puerta de la casa vestida así, no se la considera indecorosamente vestida.

No se debe rezar en pijama (Mishná Berurá 91:11), empero el enfermo puede hacerlo pues es aceptado que vista esta indumentaria delante de personas importantes que vienen a visitarlo.

No se debe rezar vistiendo un abrigo para lluvia (piloto), botas y guantes ya que no se suele vestir así delante de personas prestigiosas (Mishná Berurá 91:12). Sin embargo, cuando hace mucho frio se puede rezar con abrigo de lluvia y guantes ya que esto no implica menospreciar la importancia del rezo. Asimismo, en lugares donde se acostumbra a calzar botas se puede rezar con éstas puestas.

En el caso de muchachas que están de paseo pueden rezar con la indumentaria que usan para la excursión, a condición de que las prendas se atengan a las normas del recato. Si bien estas ropas serían indecorosas en sus hogares, durante el paseo se las considera apropiadas y aceptables al punto de que si se les presentase alguien importante ellas no sentirían la necesidad de cambiarlas. Por lo tanto, siempre y cuando la indumentaria del paseo sea recatada se puede rezar con ésta en el tiempo de la excursión.

Esta entrada fue publicada en 10. Los preparativos emocionales y de indumentaria previa al rezo.. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *