06. El status del jametz vendido antes de Pesaj una vez que la fiesta concluye

https://ph.yhb.org.il/es/04-06-06/

Una vez concluida la festividad de Pesaj, antes de volver a usar el jametz vendido se debe esperar un tiempo prudencial que permita al Rabinato comprarlo nuevamente. En caso de necesidad, se puede tomar el jametz inmediatamente después de concluida la fiesta siempre y cuando se tenga la disposición a abonar al gentil el importe correspondiente en caso de que lo reclame. Por ello es bueno que los rabinos, al efectuar la venta del jametz, acuerden con el gentil una condición por medio de la cual si un judío quiere utilizar el jametz vendido podrá hacerlo si paga por él, y así no habrá problema alguno que un judío tome del jametz inmediatamente salida la fiesta.

Hay quienes son más estrictos y acostumbran a no comer del jametz que fue vendido, pues ellos consideran que la venta misma no es válida y por ende entra en la categoría de jametz que pasó la fiesta en posesión de un judío (“jametz sheavar alav HaPesaj”), el cual está vedado para su consumo y la obtención de beneficio.

De todas maneras, no es necesario temer por ello ya que la prohibición de emplear un jametz que estuvo en posesión de un judío durante Pesaj es de carácter rabínico y siempre en caso de duda en reglas de origen rabínico se opta por la opinión más flexible. Y mucho más aún debe ser esta la posición a adoptar si los juristas que opinan de modo estricto están en franca minoría, mientras que la opinión flexible que permite su uso es la mayoritaria. Hay algunos grandes eruditos que acostumbraban a comer después de Pesaj el jametz que fue vendido, para así demostrar que la venta fue realizada de acuerdo con la norma.

Quien compra en una tienda después de Pesaj debe revisar que el vendedor detente un cartel que declara que vendió su jametz antes de la festividad como corresponde, y de esa manera no trasgredió la prohibición de consumir jametz que pasó Pesaj en propiedad de un judío. En caso de que el vendedor no sea observante es necesario ser aún más cuidadoso en esta materia ya que si no entendió el significado de la venta que efectuó el Rabinato y continuó expendiendo jametz durante Pesaj, en opinión de algunos juristas (Sdei Jemed, Maharam Shik) la venta quedó sin efecto y por ende está prohibido consumir u obtener beneficio alguno de todo el leudo de su negocio. En un caso así, a priori es necesario tener en cuenta la opinión más estricta y esperar hasta que llegue a la tienda mercadería nueva que fue producida después de Pesaj. Empero, si resulta que el dueño de la tienda había vendido su jametz como corresponde y tomó precaución que durante Pesaj nadie se acercase al leudo vendido, se le puede comprar jametz inmediatamente terminada la fiesta.

Esta entrada fue publicada en 06. Venta de Jametz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *