3 – Año embolismal y primer mes de Adar

https://ph.yhb.org.il/es/05-14-03/

Es sabido que los meses se renuevan concorde el ciclo de la luna, mientras que los años dependen de las estaciones que están relacionadas al ciclo del sol, ya que la fiesta de Pesaj debe caer siempre en la primavera, tal como está escrito (Deuteronomio 16:1): «Guardarás el mes de Aviv (Primavera / Nisán) y celebrarás la Pascua (Pesaj) al Eterno, porque en el mes de Aviv el Eterno te sacó de Egipto de noche». Para acompasar los meses con el ciclo del año solar, es necesario, en determinados tiempos, agregar un treceavo mes. El que se habrá de “agregar” en un año embolismal, es el de Adar y de esa manera se pospone el inicio del mes de Nisán, para que caiga en la primavera. En el pasado, el tribunal (Bet Din) decidía si agregaba o no un treceavo mes en conformidad con la situación de la agricultura y el calendario, mientras que hoy día que carecemos de tribunal, nuestros sabios establecieron un ciclo fijo de diecinueve años en el cual doce son años corrientes y siete embolismales.

En un año embolismal se celebra la fiesta de Purim y se leen las cuatro porciones en el segundo mes de Adar. En el caso de Purim, para que la salvación de los días de Mordejai y Esther sea contigua a la salvación de la salida de Egipto. En el caso de las cuatro porciones, se leen en el segundo mes de Adar, puesto que la lectura de las porciones de «Shkalim«, «Pará» y «Hajodesh«, fue dispuesta como preparación de cara al mes de Nisán. En el caso de la lectura de la porción de «Zajor«, ésta debe ser contigua a la fiesta de Purim, que es en el segundo mes de Adar (ver Tratado de Meguilá 6(B)).

Sin embargo, el primer mes de Adar también posee un determinado carácter festivo,  por lo que se prohíbe ayunar, recitar sermones fúnebres o «Tajanún» los días catorce y quince de este mes. Además, es bueno comer en abundancia el día catorce del primer mes de Adar, que se denomina «Purim Katán (Purim menor)» (Shulján Aruj Ramá 697:1).

Asimismo, la máxima de nuestros sabios «Cuando comienza el mes de Adar aumenta la alegría» aplica también al primer mes de Adar[1] (la fecha de Bar mitzvá o Aniversario de fallecimiento se aclaran en la nota al pie de página).



[1] Bar Mitzvá: Dado que el segundo mes de Adar es el principal, quien nace en un año normal en el mes de Adar y cumple trece en un año embolismal su Bar Mitzvá se celebrará en el segundo mes de Adar. Si nació en año embolismal en el primer mes de Adar y cumple trece en año embolismal celebrará la Bar Mitzvá en el primer mes de Adar.

Aniversario de fallecimiento (Yortzait) que cae en Adar, según la tradición Sefaradí en año embolismal, se recuerda el aniversario en el segundo mes de Adar. Según la tradición Ashkenazí se efectúa el recordatorio en el primer mes de Adar, para no posponer el cumplimiento del precepto. Algunos Ashkenazim recuerdan a los muertos dos veces en los dos meses (Shulján Aruj Ramá 558:7, Mishná Berurá 41).

Esta entrada fue publicada en 14 - El mes de Adar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *