7 – Las mujeres y la obligatoriedad del precepto

https://ph.yhb.org.il/es/05-14-07/

Según la mayoría de los juristas, las mujeres no están obligadas a cumplir con el precepto de recordar a Amalek, pues éste está relacionado con el precepto de eliminarlo y las mujeres no están obligadas por la Torá a enrolarse en el ejército (Sefer Hajinuj 603).

Hay quienes opinan que las mujeres tienen conexión con el precepto de salir a la guerra,  puesto que deben de ayudar a los combatientes, por lo que también están preceptuadas de recordar lo que nos infligió Amalek. Si bien nuestros sabios estipularon un tiempo específico en el cual cumplir con el precepto, el sábado previo a Purim, en la Torá éste no tiene un tiempo determinado, por lo que no se considera precepto positivo que dependa de un tiempo fijo  y de aquí que las mujeres no están exentas del mismo (Minjat Jinuj ídem).

En la práctica, las mujeres están exentas de oír la lectura de «Zajor», sin embargo a priori, es bueno         que lo hagan y así acostumbran a hacer muchas. Para quien se le dificulte de sobremanera asistir a la sinagoga y quiera cumplir con el precepto puede leer la porción de un libro de Torá impreso, que en opinión de muchos, cumple con el deber de recordar. En las sinagogas en las que existen clases para señoras, se puede abrir un rollo de la Torá y leer para ellas la porción de «Zajor». Aunque no haya allí minian, se está cumpliendo el precepto con excelencia, ya que las señoras oyen la porción de un rollo de Torá «kasher«.

Esta entrada fue publicada en 14 - El mes de Adar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *